Macroeconomía: las ocho acciones que urgen para atajar la crisis

Manejo transparente de recursos, reducción del gasto corriente, incrementar la inversión para generar empleo y promover las exportaciones son algunas propuestas de los analistas.

Las microempresas requieren de programas de apoyo para afianzar su crecimiento y estabilidad.
Las microempresas requieren de programas de apoyo para afianzar su crecimiento y estabilidad.

San Pedro Sula, Honduras.

Es urgente que Honduras revise su programa monetario, su presupuesto para el ejercicio fiscal 2020 y tome medidas anticíclicas para que los efectos de la recesión golpeen lo menos posible, coincidieron analistas.

El Gobierno anunció que prepara un paquete de medidas para frenar la recesión y reactivar la economía del país, que incluye reducir su gasto corriente y reorientar la inversión pública.

En lo que va del año, la actividad económica hondureña ha registrado una ralentización, producto de bajos precios internacionales en bienes exportables, menor inversión y conflictos sociopolíticos.

LEA: Corrupción impacta en la migración y desarrollo económico de Centroamérica

Sumado a ello, la economía mundial variará este año a su ritmo más lento desde la gran recesión de hace una década.

El crecimiento apagado es consecuencia de las crecientes barreras comerciales, la elevada incertidumbre comercial, las tensiones en economías emergentes y el envejecimiento de las potencias.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha alertado que los riesgos externos podrían frustrar la recuperación de la región.

“En este momento la economía hondureña se ha estancado, debido a la fuerte incertidumbre, falta de inversión, inseguridad jurídica, irrespeto a la institucionalidad, problemas políticos y otros”, comentó Germán Pérez Destephen, directivo de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) en la región norte.

A su criterio, aunque “estamos navegando en aguas turbulentas, no nos estamos ahogando. Debemos tomar las medidas adecuadas, y hacer las cosas bien de acuerdo a las necesidades del pais, sin mucho populismo y con mayor transparencia”.

El Gobierno, a través de su Gabinete Económico, empresa privada y sociedad civil, con el acompañamiento del G-16, anunciaron que trabajarán en una serie de acciones para afrontar la desaceleración económica mundial en 2019-2020.

Para Pérez Destephen, “con un manejo transparente de los recursos, con una eficiente y racional aplicación del gasto, y reducción del excesivo gasto corriente, se podría incrementar la inversión productiva, como carreteras, construcción, sistemas de riego en agricultura, lo que permitiría ‘acelerar’ la economía, generando empleos y aumento del consumo interno de productos locales”.

Asimismo, instó a promover las exportaciones, bajar los intereses de los préstamos, disminuir los impuestos a las empresas, reducir los trámites administrativos, e incrementar aranceles a productos suntuarios.

Efectos

La economía hondureña, una de las que más ha crecido en los últimos años en Centroamérica, de acuerdo con las autoridades económicas, con tasas en el entorno del 4%, ha visto mermadas sus perspectivas de desarrollo en los últimos meses.

El Banco Central de Honduras (BCH) informó en agosto que revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para 2019 y 2020 al rango de entre 3 y 3.4%.

En una revisión al Programa Monetario 2019-2020, la autoridad monetaria nacional redujo su previsión para el crecimiento de este año y el siguiente, desde el rango de entre 3.3 y 3.7%, que mantenía hasta ahora.

“Este es un conjunto de situaciones mundiales que se ven reflejadas en nuestro país, porque nuestra economía, tanto en exportaciones, como en importaciones, depende mucho del mercado mundial”, indicó Gerardo Meraz, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Villanueva (CCIV).

Ante ello, el empresario asegura que el sector privado hará su parte por impulsar el desarrollo y el crecimiento de más micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), para diversificar el comercio interno.

“De momento, las empresas aún vemos los efectos de la problemática interna. Las reacciones externas suelen verse dos o tres meses después”, agregó Meraz.

La problemática interna, surgida a raíz de la crisis sociopolítica de noviembre de 2017 y que aún sigue latente en el panorama interno, ha incidido de forma directa en las mipymes, según señalaron dirigentes.

“La desaceleración naturalmente nos afecta, porque viene la devaluación y la depreciación de la moneda, que son otros elementos de los cuales no podemos generar más empleos. En el valle de Sula estamos cerrando entre seis y siete microempresas diarias, que equivalen a 600 empleos al mes debilitados”, comentó Victorino Carranza, presidente del Gremio de la Micro y Pequeña Empresa (Gremype).

Añadió que el sector mipyme de la zona norte necesita consolidarse en una sola organización, “porque somos el motor de desarrollo”. Asimismo, instó a capacitaciones ajustadas a las necesidades de las empresas y que sean intensivas, tipo taller y “no convivios o interrelaciones que se acostumbran a hacer”.

Indicadores

En conferencia de prensa, Armando Urtecho, director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), comentó que la falta de seguridad jurídica en el país ha sido uno de los factores más cuestionados por el sector privado.

“Los conflictos políticos partidistas del año pasado y este año, todas esas cosas ponen en riesgo la inversión extranjera y nacional. Que no hayan reglas del juego y la extorsión que sigue siendo mella en las empresas. Creemos que es importante revisar todo eso”, agregó.

Durante los primeros seis meses del año la inversión extranjera directa (IED) en Honduras cayó 39.3% frente al mismo periodo del año pasado hasta llegar a 249.5 millones de dólares, debido a un menor crecimiento económico y la crisis política y social que vive el país, dijo el presidente del BCH, Wilfredo Cerrato.

Las remesas familiares que envían los hondureños en el exterior, en su mayoría de Estados Unidos, han permitido que el país tenga reservas internacionales netas que cubren el equivalente a 5.2 meses de importaciones.

Al 10 de octubre pasado, las remesas familiares sumaron 4,228.2 millones de dólares, que representa un crecimiento interanual de 12.2% con relación a la misma fecha de 2018.
Este crecimiento ha compensado, la baja de 7.9% en las exportaciones durante este año.

¿Recesión o crisis económica?

1-La desaceleración de la economía consiste en una ralentización (lentitud) del crecimiento económico. La disminución se estima teniendo en cuenta un ámbito económico determinado (un trimestre) y comparándolo con la medición anterior del mismo. En cambio, la recesión es una disminución del PIB que ocurre durante dos trimestres seguidos.

2-Las medidas anticíclicas o anticrisis tienen el fin de evitar la llegada de la crisis, y, aunque no lo logran, sí las atenúan o hacen que sus efectos sean menos nocivos.

3-Una crisis económica es la fase de un ciclo económico en la que se da un período de escasez en la producción, comercialización y consumo de productos y servicios. Se le conoce así cuando una economías afronta dificultades durante un tiempo prolongado.

8 claves ante la crisis:

1-Manejo transparente de los recursos Que contribuyan al desarrollo económico, social y ambiental de Honduras, de forma sostenida y con calidad.

2-Reducción del gasto corriente Se refiere a la adquisición de bienes y servicios que realiza el sector público durante el ejercicio fiscal.

3-Incrementar la inversión para generar empleo Esto implica el fortalecimiento de estrategias destinadas a mejorar el clima de inversiones.

4-Promover las exportaciones Entre ellas incentivar la participación de las empresas en ferias internacionales para establecer contactos.

5-Bajar intereses de préstamos De forma que haya productos financieros más accesibles de aplicar para los usuarios hondureños.

6-Revisar impuestos a empresas En particular, las tasas que aplican las municipalidades a las micro, pequeñas y medianas empresas.

7-Reducir trámites administrativos Conteos internacionales dejan mal parado al país por la tramitología y cómo esto afecta el clima de negocios.

8-Subir aranceles a productos suntuarios Algunos países de América Latina han aplicado esta medida para crear fondos de apoyo a las mipymes.