Más noticias

OEA advierte que ola de protestas son generadas por Venezuela y Cuba

La OEA indica que "las brisas bolivarianas no son bienvenidas en este hemisferio".

En imagen una protesta en Ecuador que se derivó en enfrentamientos fuertes entre manifestantes y las fuerzas de seguridad. Foto de archivo.
En imagen una protesta en Ecuador que se derivó en enfrentamientos fuertes entre manifestantes y las fuerzas de seguridad. Foto de archivo.

Redacción.

El entorno geopolítico de la región latinoamericana sufre en estos momentos una oleada de protestas -en Honduras, Argentina, Chile, Ecuador y Perú- catalogadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) como "corrientes de desestabilización de los sistemas políticos del continente (que) tienen su origen en la estrategia de las dictaduras bolivariana y cubana".

A criterio de la OEA, los países socialistas de la región, "buscan nuevamente reposicionarse, no a través de un proceso de reinstitucionalización y redemocratización, sino a través de su vieja metodología de exportar polarización y malas prácticas, pero esencialmente financiar, apoyar y promover conflicto político y social".

Líder chavista anuncia "huracán bolivariano"

El sitio Infobae recoge este domingo las declaraciones del líder chavista Diosdado Cabello, quien se refirió a los estallidos sociales en la región, afirmando que "viene el huracán bolivariano".

"Lo que está pasando en Perú, en Chile, en Argentina, en Honduras, en Ecuador, es apenas la brisita. Lo que viene ahora es el huracán. Es absolutamente imposible que Colombia se quede como está. Esos países van a reventar porque tiene una sobredosis de neoliberalismo y eso no lo aguanta nadie", aseguró Cabello.

211141-01-02(800x600)
Los manifestantes se enfrentan con la policía antidisturbios durante las protestas en Santiago, el 20 de octubre de 2019. Nuevos enfrentamientos estallaron en la capital de Chile, Santiago, el domingo después de que dos personas murieron cuando un supermercado fue incendiado durante la noche mientras las violentas protestas provocaban ira por las condiciones económicas y la desigualdad social. Un tercer día. / AFP / Martin BERNET

El sitio Infobae recuerda que en julio pasado, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7,000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad, en el marco de la campaña de persecución contra los líderes de la oposición venezolana.

-¿Qué está sucediendo en los países de la región?-

La OEA advirtió el pasado miércoles 16 de octubre en el comunicado que "las “brisas bolivarianas”, a las que ha hecho referencia el presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente bolivariana, han traído desestabilización, violencia, narcotráfico, muerte y corrupción. El costo mayor lo ha pagado el propio pueblo venezolano, pero los países del continente hoy también están pagando un alto precio por la crisis provocada por la dictadura venezolana".

El sitio de la OEA indica que "las brisas bolivarianas no son bienvenidas en este hemisferio. Condenamos firmemente la amenaza de exportar malas prácticas y desestabilización a Colombia realizada por ese personero de la dictadura bolivariana".

Le puede interesar: Analistas piden calma y evitar el camino de la confrontación

Para el organismo internacional, la estrategia de desestabilización de la democracia a través del financiamiento de movimientos políticos y sociales ha distorsionado las dinámicas políticas en las Américas.

211140-01-02(800x600)
Las protestas han subido de nivel en Chile.

"Durante años, la dictadura venezolana, con apoyo de la dictadura cubana, institucionalizó en la región sofisticadas estructuras de cooptación, represión, desestabilización y de propaganda mediática. Por ejemplo, el financiamiento de la dictadura venezolana a campañas políticas ha sido una de las formas efectivas para incrementar capacidades de generar conflictividad", señala.

Crisis en Ecuador

El análisis de la OEA remarca que "la crisis en Ecuador es una expresión de las distorsiones que las dictaduras venezolana y cubana han instalado en los sistemas políticos del continente. Sin embargo, lo que también han demostrado los hechos recientes es que la estrategia intencional y sistemática de las dos dictaduras para desestabilizar las democracias ya no es efectiva como en el pasado".

También: La OEA da un espaldarazo a Moreno tras once días de protestas en Ecuador

Finalmente, la Secretaría General de la OEA reafirmó que su obligación es "proteger los principios democráticos y los derechos humanos, y de defenderlos donde éstos sean amenazados. Asimismo, se mantiene a la disposición de los Estados Miembros en sus esfuerzos para hacer frente a los factores de desestabilización organizados por la dictadura venezolana y cubana".