Más noticias

Tony Hernández: testimonios de los tres narcos que el jurado volvió a revisar antes de dar el fallo

Juan Antonio Hernández fue declarado culpable de los cuatro cargos que enfrentaba.

VER MÁS FOTOS
Los narcotraficantes Alexander 'Chande' Ardón, Fernando Josué Chang Monroy y Víctor Hugo Díaz 'El Rojo' testificaron en el juicio contra Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.
Los narcotraficantes Alexander 'Chande' Ardón, Fernando Josué Chang Monroy y Víctor Hugo Díaz 'El Rojo' testificaron en el juicio contra Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Nueva York, Estados Unidos.

Tras dos semanas de testimonios en el juicio contra el exdiputado hondureño Juan Antonio Tony Hernández (de 41 años) quien fue declarado culpable por conspirar para el tráfico de toneladas de cocaína, posesión de armas y de dispositivos destructivos, y dar falso testimonio por un jurado en una Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos.

El miércoles, 16 de octubre, concluyó el primer día de deliberaciones sin veredicto y los miembros del jurado solicitaron al juez Kevin Castel revisar los testimonios de tres narcotraficantes convictos, quienes declararon en el juicio contra Tony Hernández que comenzó el pasado 2 de octubre en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, EEUU.

Tony fue detenido en noviembre de 2018 en un aeropuerto de Miami. Al ser declarado culpable, enfrenta una pena mínima de 5 años y una pena máxima de cadena perpetua.

Los testigos cooperantes de la Fiscalía fueron Víctor Hugo Díaz Morales "El Rojo"; Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso, Copán y del guatemalteco Fernando Josué Chang Monroy, el último narco que ocupó la silla de los testigos. Los tres están presos en Estados Unidos y firmaron un acuerdo de cooperación para rebajar sus penas.

Testimonio de Víctor Hugo Díaz "El Rojo"

Víctor Hugo Díaz Morales, alias "El Rojo", está preso en Nueva York desde hace 17 meses por narcotráfico. Al rendir declaración ante el jurado relató que con ayuda de Tony Hernández envió a Estados Unidos unos 140,000 kilos de cocaína durante 12 años, de 2004 a 2016.

Según su testimonio, Tony Hernández, que fue diputado de 2014 a 2018, le proporcionaba "información de los retenes policiales e investigaciones relacionadas con el narcotráfico" en Honduras, así como detalles de operaciones navales antidroga, para evitar incautaciones y arrestos. A cambio, recibía de 5,000 o 10,000 dólares por cada advertencia.

El Rojo, que confesó haber participado en 18 asesinatos, contó que el acusado acudía a las reuniones sobre tráfico de cocaína armado con una pistola y a veces con un fusil de asalto.



En una reunión en 2005 en la finca de otro narco, Antonio Santos, el Rojo contó que Tony Hernández le pidió 40,000 dólares y "dijo que el pago sería (...) para la campaña de elección que estaba siendo sostenida por el hermano de él, Juan Orlando Hernández, para diputado de la República".

El Rojo relató que Tony Hernández se alió con un narco colombiano, "El Cinco", para fabricar cocaína en un laboratorio en Colombia, y que el acusado le contó que a la droga "le pondrían las iniciales del acusado, TH, similar al logo de la marca Tommy Hilfiger".

El Rojo enfrenta una pena mínima de 40 años pero podría obtener una sentencia menor gracias a su cooperación.

Testimonio Alexander Ardón

Alexander Ardón, más conocido como "Chande" fue alcalde del municipio de El Paraíso, Copán, fronterizo con Guatemala, entre los años 2000 y 2014. En su declaración en la Corte del Distrito Sur de Nueva York dijo que financió las campañas políticas del expresidente Porfirio "Pepe" Lobo Sosa y del actual presidente Juan Orlando Hernández.

- "¿Usted alguna vez interfirió en las elecciones en Honduras con fraude?", le preguntó el fiscal Emil Bové. "Sí", respondió Ardón. "En 2005, 2009, 2013, 2017".

- "¿Cómo?", inquirió Bové. "Sobornaba (...) con dinero", dijo Ardón, de 43 años, que vestía traje de presidiario beige.

Ardón relató que en una reunión con los dos hermanos Hernández seis meses antes de las elecciones de noviembre de 2017 en Santa Rosa, Copán, Juan Orlando Hernández le dijo "que le financiara la campaña del Partido Nacional con los alcaldes porque las encuestas del PN estaban bien bajas en esos departamentos (...) de Copán y Lempira".

A cambio, el político le prometió "la protección del narcotráfico", tanto de los cargamentos como de la extradición a Estados Unidos, añadió.

"Me dijo Tony Hernández que ellos ocupaban (precisaban) medio millón de dólares para el departamento de Lempira", prosiguió el testigo, y dijo que se los dio y que también contribuyó con 1,6 millones de lempiras (unos 65.000 dólares al cambio actual) para apoyar la campaña de reelección en Copán.

"¿De dónde venía el dinero?", le preguntó el fiscal. "De la venta de cocaína", respondió Ardón.

El testigo, que admitió haber torturado gente y haber participado en el asesinato de 56 personas, también relató que en 2013 estuvo en una reunión con el excapo mexicano Joaquín "Chapo" Guzmán en la cual éste le entregó un millón de dólares en efectivo al acusado para la campaña a la presidencia de su hermano Juan Orlando.

Ardón contó que a pedido de Lobo puso dos millones de dólares del narco para su campaña presidencial de 2009 y para la campaña de JOH para reelegirse como diputado en 2009 y presidir el Congreso Nacional. Pepe Lobo y Juan Orlando Hernández han rechazado las acusaciones.

Además, indicó que durante su carrera como narco traficó unas 250 toneladas de cocaína que tenían como destino final Estados Unidos, y que ganó de 200 a 250 millones de dólares. Tony Hernández le ayudó a traficar entre 30 a 40 toneladas de cocaína, contó.

Testimonio Fernando Chang Monroy

El narcotraficante guatemalteco Fernando Josué Chang Monroy cumple sentencia por narcotráfico en Nueva York, aseguró que vendió la droga que compró a Tony Hernández, algunas con la marca "Tías", y "TH" al cartel de Sinaloa y los Caballeros Templarios en México, y que su destino final era Estados Unidos.

Chang Monroy aseguró que en tres ocasiones compró cocaína proveniente de los laboratorios del acusado: 600 kilos y dos veces 700 kilos, a 10,000 dólares el kilo. Dijo que la droga debía ser pagada en billetes de 100 dólares por exigencia del acusado y el primer cargamento le fue entregado al testigo en El Espíritu, Copán.

De acuerdo con el testigo, el narco Toñito Santos le dijo que "Tony Hernández fue quien suplió la droga" y también que la negociación para la segunda compra de 700 kilos la hizo directamente con Hernández.

Chang Monroy dijo en el interrogatorio que Santos le informó de que habría una reunión con Hernández "para comprar 700 kilos" de cocaína y le advirtió de que con éste (el acusado) "no se podía jugar" y que les podía matar. Santos le indicó además, según el testigo, que Hernández tenía una cocina" (un laboratorio) para manufacturar coca.



También que Hernández le dijo durante una primera reunión que sostuvieron en 2009 que "podía conseguir cualquier clase de armas" y que incluso hablaron de la "F-7", conocida como la "mata policías".

Posteriormente, en 2012, le compró 40 fusiles M-16, de los que Chang Monroy se quedó con ocho y vendió el resto a El Guero, miembro del cartel de Sinaloa, junto con 600 kilos de cocaína marcadas con las letras "TH".

Durante la primera reunión de 2009, el testigo y el acusado hablaron de las marcas que presuntamente Hernández usaba para identificar sus cargamentos: "TH", "Tia", "El 5", "Lava" y "Muñeca".

Además, aseguró que Hernández les envió -a él y a Santos- a hablar con el jefe de la policía de la región de Copán para que le informaran sobre los planes para transportar los 700 kilos de droga.

El testigo, que reconoció haber asesinado a 15 personas y haber traficado al menos 200,000 kilos, también aseguró a la Fiscalía que un hombre, al que identificó en una foto por el nombre de Carlitos, le aseguró que era "muy amigo" de Hernández y que éste le suplía droga al narco Víctor Hugo Díaz "El Rojo". Igualmente le dijo que Hernández "era una persona que mataba a cualquiera que no le gustara".