Desastre en Colón: se perdió el 70% de producción de cítricos en el valle del Aguán

La sequía causó estragos en la zona, lo que dejó millonarias pérdidas y 60,000 empleos en vilo Productores de maíz, palma africana y leche también se han visto muy afectados.

Pérdidas. La sequía causó la pérdida de la mayoría de cítricos. Fotos: Melvin Cubas
Pérdidas. La sequía causó la pérdida de la mayoría de cítricos. Fotos: Melvin Cubas

SONAGUERA, COLÓN.

La prolongada sequía que ha afectado este año a Honduras provocó que al menos el 70% del total de la producción de cítricos en el valle del Aguán se perdiera, lo que ha causado millonarias pérdidas en la zona.

En varios municipios del departamento de Colón, como Sonaguera, Ilanga, Tocoa, entre otros, los productores claman por ayuda debido al desastre por la falta de lluvias.

Un equipo periodístico de Diario LA PRENSA visitó el valle del Aguán y comprobó cómo la producción en incontables hectáreas de cítricos, entre los que están naranjas y limones, quedó inservible para exportar.

Datos
1-La plaga también afectó la producción
Además de la prolongada sequía que causó pérdidas en la producción de cítricos, estos también se vieron afectados por la plaga Huanglongbing (HLB).

2-Preocupados por el futuro del sector
Productores de cítricos del valle del Aguán advierten que si no se toman medidas, el próximo año enfrentarán otra crisis.

“El fenómeno El Niño causó un desastre en el agro, pues en la zona estamos acostumbrados a recibir entre 3,000 y 4,000 milímetros de agua y actualmente no han caído ni 400 milímetros, y eso fue fatal. En el valle del Aguán se ha perdido el 70% de la producción de cítricos”, manifestó Raúl Reyes, técnico del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa).

La mayoría de producción de cítricos del valle del Aguán es exportada; pero debido a la sequía y la pérdida de la cosecha, las exportaciones inevitablemente se derrumbaron.

CP Aguan 230919 (21)(800x600)
“Es realmente preocupante la crisis que causó la sequía y los productores urgen de ayuda”: Raúl Reyes, técnico de Senasa

“Las pérdidas económicas este año serán de unos 255 millones de lempiras en el sector citricultor. Los productores necesitan apoyo, es una situación crítica”, aseguró.

Desempleo

Las inmensas pérdidas en el sector de cítricos están también causando una crisis laboral.“De este sector dependen más de 60,000 empleos, entre directos e indirectos. Esto pone en precario la economía de la región”, afirmó Reyes,

En el valle del Aguán anualmente se producen unas 300,000 toneladas de naranja.

Como ya empezó a llover esperan lograr mejorar un poco la producción de cítricos; pero aún así, a final de año lo más a lo que podrán llegar es a un 50% de lo habitual, o sea que solo producirán 150,000 toneladas.

CP Aguan 230919 (32)(800x600)
90% del limón producido en el valle del Aguán se exporta a Canadá, EUA y el Caribe. Solo 10% queda en el país

Esta situación ha provocado que el precio de la naranja se dispare exageradamente.

Cuando la producción es normal, cada tonelada de naranja se paga a L1,700, pero como ahora hay escasez, la tonelada de naranja se vende a L6,000, lo que equivale a más del triple del valor promedio.

Ni para desperdicio

Belkis Cruz, quien coordina un proyecto de compra y procesamiento de naranja abortada para la Asociación de Citricultores de Sonaguera (Acison), dijo que los efectos de la sequía fueron tan grandes que ni para comprar “naranja descartada” ha ajustado.

“Este proyecto compra naranja abortada. Le damos un proceso de secado y la exportamos a Francia adonde la usan para producir un medicamento; pero con la pérdida de producción hasta este proyecto se vio afectado.El año pasado compramos más de 180,000 libras de naranja abortada que en naranja seca se convirtió en 60,000 libras, pero este año la sequía hizo desastres. Solo hemos podido comprar poco más de la mitad. Solo 100,000 libras”, indicó Cruz.

Agregó: “Por este proyecto el año pasado la asociación percibió más de L500,000 de ganancias y este año ni L200,000”.

CP Aguan 230919 (20)(800x600)
“En 2018 compramos 180,000 libras de naranja abortada, este año solo 100,000”: Belkis Cruz, miembro de Acison

Familias. Edwin Muñoz Martínez, productor de cítricos, dijo que la crisis climática los ha obligado a modificar sus costumbres de siembra.

“Esto es un flagelo. Los productores de cítricos de la zona, ganaderos y otros se han visto afectados negativamente por la falta de lluvias.

Muñoz enfatizó en que es urgente que el Gobierno ayude a los productores de cítricos de la zona a tener fincas tecnificadas y que se les proporcione acceso a créditos con facilidades, como se ha hecho con los productores de otros sectores agrícolas.

CP Aguan 230919 (8)(800x600)
La sequía también a afectado al maíz.

El productor reveló que ha habido otros citricultores que se han rendido y decidieron dejar de lado los críticos.

“Ya esto se convirtió en un riesgo para muchos y son varios los que han preferido vender sus terrenos o convertirlos mejor en lotificaciones para viviendas”.

Otros sectores. Manuel de Jesús Mejía, campesino de Sonaguera que vive de sembrar maíz, contó cómo se vio afectado por la pérdida de producción.

CP Aguan 230919 (49)(800x600)
“Seguiremos luchando por sacar la producción, pero es urgente que llegue la ayuda”: Edwin Muñoz Martínez, productor de cítricos

“Todas las milpas se perdieron. Desde que sembramos no volvió a llover, ni chance de abonar nos quedó, porque la tierra estaba seca. A simple vista se ve cómo se perdió todo.
Esperamos que empiece a llover para volver a sembrar, porque ya lo que se perdió se perdió, no se puede salvar. De esto dependemos para sacar la comida”.

Mejía agregó: “Todos los que trabajamos y vivimos de la agricultura perdimos lo sembrado. Son cuatro meses de trabajo perdidos, no podemos sacar ni un centavo, ni para comer. Cuando se pierde la milpa ya no tenemos otra forma de poder sobrevivir”, declaró.

CP Aguan 230919 (18)(800x600)
En el valle del Aguán anualmente se producen unas 300,000 toneladas de naranja.

Gladys Suyapa Díaz, también campesina, cuenta la misma historia. “Se secó todo el maíz que teníamos para comer. Esto es triste”, relató.

En la zona se puede ver ganado famélico por la falta de pasto y agua, evidencia de cómo se ha visto afectado el sector de producción de leche. Muchos productores de palma africana pensaban hacer frente a la caída de precios en ese sector con la producción de cítricos, pero con la sequía muchos quedaron en crisis.

La Prensa