Más noticias

Rosa Elena de Lobo, de su mansión en Santa Lucía a la cárcel de Támara

A finales de la década de 1980 se graduó como secretaria ejecutiva; en 2010 se convirtió en primera dama de Honduras.

VER MÁS FOTOS
Rosa Elena Bonilla y Porfirio Lobo Sosa fue la pareja presidencial de Honduras de 2010 a 2014.
Rosa Elena Bonilla y Porfirio Lobo Sosa fue la pareja presidencial de Honduras de 2010 a 2014.

Tegucigalpa, Honduras.

Rosa Elena Bonilla de Lobo (de 52 años), ex primera dama de Honduras, enfrentará al menos 58 años de cárcel tras ser encontrada culpable por tres delitos de apropiación indebida y ocho de fraude en perjuicio del Estado de Honduras.

La vida de lujos de Rosa Elena de Lobo terminó desde el 28 de febrero de 2018, día en que fue capturada por autoridades hondureñas.

"Mi Rosa", como la llama su esposo Porfirio Lobo Sosa (expresidente 2010-2014), se graduó de secretaria ejecutiva en el Instituto Alfa, de Tegucigalpa. Fue a finales de la década de 1980 cuando obtuvo una plaza laboral como secretaria del director de la desaparecida Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (Cohdefor).

Rosita01(1024x768)
El 27 de enero de 2010 Rosa Elena de Lobo se convirtió en primera dama de Honduras.

El titular de la Cohdefor era Pepe Lobo, con quien contrajo matrimonio en 1992; desde ese entonces se involucró de lleno en la vida política del país, específicamente con el Partido Nacional de Honduras.

Su esposo fue escalando poco a poco en las instituciones gubernamentales, hasta que fue presidente del Congreso Nacional (2002-2006) y luego mandatario hondureño de 2010 a 2014. Todo ese tiempo, Lobo Sosa siempre estuvo acompañado por su "Rosita", con quien tuvo tres hijos (dos varones y una mujer).

Rosita05(1024x768)
Rosa Elena de Lobo se graduó como secretaria ejecutiva.

De secretaria a Primera Dama

Estando al frente del Despacho de la Primera Dama, Rosa Elena de Lobo dirigió varios proyectos sociales como el Programa de Asignación Familia (Praf) y el Patronato Nacional de la Infancia (Pani) con los que apoyó a escolares con mochilas, uniformes y zapato.

Justo fue de un proyecto de zapatos que desvió más de 13 millones de lempiras (más de 510,000 dólares) a sus cuentas privadas. El dinero provenía de fondos públicos, del Gobierno de China Taiwán y de otros organismos cooperantes.

El caso fue documentado y presentado por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih), y fue denominado como La Caja Chica de la Dama. En el mismo fue encontrado culpable Saúl Escobar.

rosita06(1024x768)
Rosa Elena de Lobo contrató zapateros falsos para quedarse con una parte del dinero que se destinó para la compra de calzado para escolares.

Sin embargo, llama la atención los bienes y lujos que gozó tras llegar al poder con su esposo. La comodidad terminó el 28 de febrero de 2018. Ese día tuvo que abandonar su mansión en la que vivió por 25 años, y que está ubicada en El Chimbo, Santa Lucía, Francisco Morazán.

Según el Ministerio Público y el Consejo Nacional Anticorrupción, pagos de cirugías estéticas y joyas, entre otros.

Además de su lujosa casa en Santa Lucía, tenía 13 propiedades en el país y dos casas en Miami, Estados Unidos.

Pero los lujos se terminaron cuando las autoridades la capturaron. Comenzó a vivir en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), ubicada en Támara. La pena mínima que enfrenta es de 58 años de prisión.

La sentencia contra Rosa Elena Bonilla de Lobo es histórica, pues es la primera ex primera dama de Honduras que es enjuiciada y encontrada culpable.

La ex primera dama irá a audiencia de individualización de la pena el 27 de agosto próximo.