Más noticias

Cree no tiene argumentos para subirle a la tarifa eléctrica

Los altos saldos aparecidos en el último mes de lectura de EEH hizo creer a muchos abonados que las tarifas habían sufrido un nuevo incremento, pero la Cree desmintió la versión.

De octubre de 2018 a marzo de 2019, los clientes de la Enee sufrieron un incremento acumulado que ronda el 18%. El Gobierno respondió con dos bonos para amortizar el golpe, pero estos son temporales y al final los clientes de la estatal pagan la tarifa real.
De octubre de 2018 a marzo de 2019, los clientes de la Enee sufrieron un incremento acumulado que ronda el 18%. El Gobierno respondió con dos bonos para amortizar el golpe, pero estos son temporales y al final los clientes de la estatal pagan la tarifa real.

TEGUCIGALPA.

El último informe de la auditora Manitoba Hydro International detalla que la Empresa Energía Honduras (EEH) en abril anterior seguía promediando los consumos al 10% de los abonados, que suman un total de 188,704 clientes.

En el cuatrimestre anterior, el consorcio promediaba los consumos a 210,845 abonados, según Manitoba.

La justificación de EEH para promediar es que en algunos casos no hay lecturas actualizadas, por razones de fuerza mayor, casos fortuitos (desastres naturales), servicios directos y otros.

Manitoba Hydro International es una empresa de origen canadiense que supervisa el contrato de EEH y que presta el servicio en el mercado eléctrico en unos 30 países alrededor del mundo.

=
El coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, confirmó que el contrato con EEH no será renovado cuando termine, en 2023.

Según el informe de Manitoba,San Pedro Sula es la ciudad con mayor número de clientes promediados, con un total de 68,570, y le sigue Tegucigalpa, con 29,211.

La promesa de EEH es que a finales de este año bajará el número de lecturas promediadas a un nivel de 150,000 clientes.

Tanto la Enee como la EEH se comprometieron a analizar a fondo la lectura de los promedios para determinar si estos se ajustan al consumo real de esos clientes, los que pueden salir afectados con incrementos.

En abril anterior, EEH rectificó las lecturas promediadas de 73,169 clientes, De estos, a 37,580 se les hizo un cargo equivalente a 2.2 millones de lempiras.

En cambio, a 35,589 abonados se les hizo un crédito a favor de 5.5 millones de lempiras.

1.9
millones de clientes tiene la Enee, de los cuales al menos 1.5 millones están recibiendo un subsidio temporal que terminará a finales de diciembre.

Oleada de protestas. Los altos saldos que volvieron a aparecer en muchos recibos emitidos por la EEH el último mes encendieron de nuevo una oleada de protestas de los consumidores, que han acudido en gran número a pedir explicaciones a las oficinas de atención al cliente de la concesionaria.

LA PRENSA consultó a algunos clientes de la Enee que salieron afectados y muchos siguen responsabilizando a la EEH de registrar mal sus lecturas.

LEA: Siguen quejas contra EEH por excesivos cobros de la energía

Algunos abonados estiman que la empresa no lee sus medidores y usa otros criterios para medir el consumo en prejuicio de su economía.

Zayra Michel Flores se presentó a EEH como una madre soltera, residente en el sector cinco de la marginada colonia Villanueva de la capital, y muy triste reveló que desde que le colocaron un medidor digital su consumo se disparó.

Según Flores, solo tiene un televisor, un ventilador y los focos de iluminación, y después de pagar mensualmente entre 200 y 250 lempiras, este valor subió a 918 lempiras el último mes.

Las madres solteras deberíamos tener algún bono, ya que no tenemos ayuda.

Zayra Michel Flores, abonada de la Enee

Como madre soltera tengo grandes problemas para pagar este recibo”, dijo con voz entrecortada la joven mujer.

Filomena Vásquez vive en la colonia Kennedy, muy cerca de una oficina de atención de EEH, y dice que en el último recibo su consumo aumentó de L2,424 a L3,713.16, lo que la sorprendió porque su patrón de consumo sigue siendo el mismo.

En el caso del abonado Juan Ramón Barahona, habitante de la residencial El Trapiche, el reclamó que hizo a EEH se debe a que en marzo pagó 4,000 lempiras y los recibos se han ido incrementado a razón de un promedio de 1,000 lempiras mensuales, al grado que en su último aviso de pago su saldo es de 7,940 lempiras.

A Barahona, una joven de atención al cliente al menos le dio una esperanza.

Le dijo que analizarán su reclamo y que mientras no haya una resolución no está obligado a pagar su recibo.

Tengo varios meses de hacer el mismo reclamo y solo me dan promesas de solución.

Filomena Vásquez, clienta de la Enee

Precio del kilovatio. En los avisos de pago, el precio del kilovatio sigue siendo el mismo, lo que evidencia que no existe ningún incremento, dijo a LA PRENSA un joven de atención al cliente de EEH que prefirió no revelar su nombre.

De acuerdo con la tarifa vigente en el sector residencial, el precio del kilovatio hora en consumos de 1 a 50 tiene un costo de 4.02 lempiras y entre 51 y 150 kilovatios el precio es de 5.24. Según el empleado de EEH, en muchos casos los consumos han aumentado porque el subsidio o bono energético que aprobó el Gobierno el 5 de abril anterior es descendente y terminará en diciembre.

Revisión trimestral. En medio del malestar de los afectados que argumentaron que la tarifa de energía se había incrementado en un 15%, la Cree lo desmintió en un comunicado.

La Cree, además, anunció que, de acuerdo con la Ley de la Industria Eléctrica, seguirán haciendo revisiones trimestrales para ajustar los precios hacia arriba o hacia abajo, con base en el comportamiento, especialmente de los precios del petróleo y de la devaluación de la moneda frente al dólar de Estados Unidos.

Como la Cree no descarta la posibilidad de un nuevo aumento a las tarifas a partir del primero de julio, técnicos de la Enee aseguran que la Cree no tiene justificaciones para que en la revisión del segundo trimestre del año autorice un incremento a la tarifa.

Lo anterior, sobre todo, porque el comportamiento del diésel y búnker ha sido hacia la baja.

Renegociación. Hace unos meses, el Gobierno y EEH convinieron en renegociar el contrato, en el entendido de que el consorcio aceptaría la reducción de sus comisiones a cambio de que el Estado le extendiera el contrato; pero luego de un análisis en el marco del rescate financiero de la Enee acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la decisión es que no habrá ningún acuerdo.

Al calor de los reclamos de los abonados, el Gobierno y EEH se acusan mutuamente de haber incumplido varios términos del acuerdo que se firmó, especialmente para reducir las pérdidas de energía.

Piden abaratar energía y revisar sistema de medición y facturación

SAN PEDRO SULA. La Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) consideró que debe haber una reducción del precio de la energía eléctrica y que se deben revisar los métodos de medición y facturación.
Mediante un comunicado de prensa, la CCIC se pronunció previo a la próxima revisión de la tarifa de energía eléctrica y las constantes quejas por altos cobros y deficiente servicio expuestos por los afiliados a la Cámara.

La última revisión de tarifas resultó en un aumento de más del 10% al precio de la tarifa eléctrica en el país.

El boletín de prensa de la CCIC expone que la rebaja del costo de la energía debe ser grande.
“La Cámara de Comercio e Industrias de Cortés pronuncia lo siguiente: Considerando que el costo del búnker está actualmente a $53.99 el barril, similar al de diciembre de 2018, que fue de $53.97, y la tendencia es a la baja, la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) debe aprobar una sustancial rebaja a la tarifa de energía en la revisión que corresponde a junio”.

En el comunicado se agrega: “Exigimos a la Empresa de Energía Honduras (EEH) una revisión al sistema de lectura y facturación, debido a que los aumentos reflejados en los últimos meses superan en muchos casos hasta en un 100% el consumo y el cobro habitual”.

El boletín añade: “Para beneficio del pueblo hondureño en general proponemos al Gobierno de la República eliminar el 15% del impuesto sobre venta que se cobra en la facturación por consumo de energía y la inmediata ejecución del plan de reducción de pérdidas técnicas y no técnicas que permitan garantizar un suministro eficiente, continuo y a precios competitivos a todos los sectores”.