Más noticias

Fenómeno de El Niño viene debilitado

Lloverá tempranamente en abril; en mayo la distribución de las precipitaciones será desordenada y en junio se proyectan inundaciones La certeza climática se tendrá el 20 de marzo

TEGUCIGALPA. Las proyecciones climáticas apuntan a que el fenómeno de El Niño dejará una influencia débil en el país, aunque esa certeza se tendrá hasta el 20 de marzo.

El Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, señala en una nueva proyección difundida ayer, este año podrían presentarse lluvias tempranas en abril, sin embargo, para mayo habrá mala distribución de lluvias las primeras tres semanas, y luego condiciones muy lluviosas, arriba del promedio, para finales de junio.

“Tendríamos precipitaciones fuertes para finales de junio y hasta podríamos tener inundaciones”, detalló Francisco Argeñal, jefe de meteorología de Copeco. El experto indicó que cuando se desarrolla el fenómeno de El Niño hay una probabilidad más grande de que la canícula se extienda, y que para este 2019 se podría registrar un escenario similar al ocurrido durante el verano del año anterior.

Asistencia . A través de un comunicado de prensa, el Gobierno informó que mientras se conocen los pronósticos más precisos, Copeco continúa con su labor de asistencia en los municipios del Corredor Seco. “Lo importante es que se están tomando acciones; en los últimos cuatro años trabajamos en estrategias que permitan cambiar las condiciones de vida, como en el Corredor Seco, donde hemos atendido a más de 53,000 familias (que han sufrido) daños severos, garantizándoles su seguridad alimentaria”, dijo el funcionario.

El Corredor Seco de Honduras lo conforman 170 municipios de los departamentos de Choluteca, Valle y la parte sur de Francisco Morazán, La Paz, Comayagua, Lempira, Intibucá, Copán y Ocotepeque, de los cuales 74 sufrieron los peores embates de la sequía el año pasado.

Debido al pronóstico de la influencia del fenómeno de El Niño, el Gobierno se preparó para brindar asistencia a las familias que año con año sufren los efectos del intenso calor que provoca este sistema. Para el caso, anunciaron el fortalecimiento de las cosechas de aguas, sistemas de riego eficientes, traslado a cultivos de temporada y adquisición de alimentos por medio de Banasupro.

En total, Copeco ha entregado 5.1 millones de libras de alimento en un proceso que ha sido coordinado con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), organismo que se encarga de identificar en el campo a las familias que requieran de la asistencia gubernamental.

Además de Copeco, varias instituciones recibieron instrucciones para elaborar un plan de acción que permita enfrentar las consecuencias de la probable sequía de 2019.

El Niño se forma con el aumento de temperatura en el Pacífico.

En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del océano Pacífico tropical, se calientan o enfrían entre 1 y 3 grados, en comparación a la normal.