Más noticias

Incendio en el centro histórico causó L45 millones en pérdidas

El siniestro destruyó la mitad del Hotel Caxa Real y la totalidad del inmueble de la Casa del Ingeniero y causó daños en otras ocho edificaciones.

El incendio comenzó a las 6:50 pm del martes y se necesitaron 80,000 galones de agua para apagarlo y realizar los trabajos de enfriamiento.

Tegucigalpa, Honduras.

La historia que guardaban entre sus paredes al menos ocho edificios coloniales en el centro histórico de Tegucigalpa, quedó reducida a cenizas en cuestión de cinco horas.

El esfuerzo de más de un centenar de socorristas para sofocar las llamas del incendio en el corazón de la capital la noche del martes, no redujo el drama del escenario desolador que ayer imperó en el centro histórico.

El reporte del Cuerpo de Bomberos establece que producto del siniestro se reportaron daños en ocho inmuebles entre la avenida Cristóbal Colón y la calle Salvador Mendieta.

En el listado está la conocida Casa del Ingeniero, con pérdidas totales; el Hotel Caxa Real, cuyos daños son del 50% en su estructura, y las tiendas Canal Street y Festejos.

Las llamas también dejaron su huella destructora en dos instituciones bancarias, una farmacia y un mercadito.

metro2-140219(800x600)
Una vista aérea de los ocho inmuebles que fueron afectados por el incendio en el centro de Tegucigalpa, personal de una aseguradora realiza inspecciones en la Casa del Ingeniero. Momento en que los bomberos combatían el siniestro en la Casa del Ingeniero, las labores se desarrollaron durante cinco horas.

El incendio comenzó a las 6:50 pm del martes y se necesitaron 80,000 galones de agua para apagarlo y realizar los trabajos de enfriamiento.

Luego de estas labores, un equipo de la Oficina Técnica de Prevención y Seguridad Contra Incendios (OTPSCI) del Cuerpo de Bomberos realizó el levantamiento de información para determinar las causas y origen.

“Fue un incendio bastante grande, con mucha amplitud de terreno, por lo que se tienen que hacer cuadrantes en los que se realizan mediciones, recolección de pistas y huellas. El equipo técnico tomará su tiempo para analizar la información y determinar las causas del siniestro”, informó Óscar Triminio, vocero del Cuerpo de Bomberos.

Según dijo, hasta ayer en la mañana se tenía un cálculo de 15 millones de lempiras en pérdidas. Sin embargo, solo en la Casa del Ingeniero se estima que hay pérdidas de unos 30 millones de lempiras, que harían un total de 45 millones de lempiras.

“Esta cifra puede aumentar a medida avanza el tiempo y se hagan más evaluaciones en los daños”, agregó el entrevistado.

Los esfuerzos. Más de 150 personas dieron asistencia en el incendio entre bomberos, personal de Copeco, Policía Nacional, Policía Municipal, Cruz Roja y Policía Militar de Orden Público.

Dato
Cenizas y escombros fue lo único que encontró Rolando Bendeck, luego de que el fuego acabara con la Casa del Ingeniero, la tienda exclusiva que su padre inauguró hace 70 años en el centro histórico de Tegucigalpa. Bendeck aseguró que levantará la histórica tienda que ayer recibió la solidaridad de ingenieros y estudiantes para quienes la tienda era parada obligada

Como resultado de la emergencia, tres elementos bomberiles resultaron heridos con fracturas, golpes e inhalación de humo y uno electrocutado.

Los afectados ya fueron dados del alta del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Se informó que los vehículos contra incendios tuvieron problemas para llegar al lugar debido a que muchos automotores se encuentran mal estacionados en el centro.

Otra de las dificultades contra las que se enfrentaron los apagafuegos fue la falta de agua de los hidrantes.

Edificios históricos. Según historiadores, los inmuebles siniestrados fueron construidos en el siglo XX, entre los años 1900 y 1930.

Es por esta razón que personal del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) se apersonó al lugar para evaluar los daños que se hicieron al patrimonio histórico. “Ninguno de los edificios que nos informaron los bomberos que sufrieron daños están inventariados como parte del patrimonio”, aseveró Alejandra Gámez, jefa de la Unidad de Patrimonio del IHAH.