Más noticias

A casi 3 millones de lempiras asciende el valor de combustible decomisado en Puerto Cortés

Las autoridades decomisaron alrededor de 50,000 litros de combustible a una red que ordeña cisternas ayer lunes.

VER MÁS FOTOS
Los maxicubos fueron llevados al plantel de Fusina en San Pedro Sula.

Puerto Cortés, Honduras.

Autoridades policiales de Honduras finalizaron este martes la inspección de varios predios en Puerto Cortés, en los que se encontraron 123 barriles con combustible supuestamente robados y los cuales fueron trasladados hasta la 105 Brigada de Infantería en San Pedro Sula.

Eny Vega, vocera de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), dijo que el valor del combustible decomisado anda entre 2 y 3 millones de lempiras.

LEA: Le caen a red que “ordeña” cisternas de combustible

El derivado del petróleo estaba en contenedores conocidos como maxicubos, que tienen capacidad para almacenar hasta 250 galones.

Los terrenos en los que se encontraron los maxicubos están ubicados en los barrios Los Mangos y Campo Rojo de Puerto Cortés. Uno de los predios está a nombre de una iglesia.

En total son cinco propiedades en las que mantenían los maxicubos; cuatro de ellos tenían combustibles y en uno búnquer. En las acciones que se realizaron ayer no se detuvieron personas, pero se decomisaron, además del combustible, tres bombas y mangueras para succionar el líquido.

combustible3(1024x768)
La Fiscalía investigará el daño ambiental en el lugar.

Los 50,000 litros de combustible serán llevados al plantel de Fusina en San Pedro Sula y en esta ciudad se seguirá con el trámite legal del decomiso.

En los operativos participaron agentes de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y Militar, Bomberos, en conjunto con la Unidad Fiscal de Operaciones Especiales del Ministerio Público.

La Fiscalía del Ambiente realizará un análisis para determinar el daño ambiental que se produjo en estos terrenos, pues están rodeados de manglares.

-Robo de combustibles en Puerto Cortés-

El robo de combustible en Puerto Cortés sucede desde hace varios años, pero la Policía y Fiscalía no han podido actuar porque los perjudicados no presentan denuncias.

El robo de combustible ocurre en la 8 avenida cerca de la refinería de Puerto Cortés, según las investigaciones policiales, en algunos casos confabulados con los conductores. Pero la mayoría de motoristas y dueños del combustible están amenazados por grupos criminales que se han organizado para ejecutar ese ilícito.

Las cisternas muchas veces son “ordeñadas” en puntos estratégicos que tienen los delincuentes, que incluso tienen la osadía de hacerlo cuando los camiones están en marcha.

Los criminales ya no solo roban gasolina, sino que búnquer, aceite y otros derivados que salen de la refinería.