Le caen a red que “ordeña” cisternas de combustible

En los recipientes había diésel, gasolina y búnquer robados a las cisternas que salen del puerto

En los predios inspeccionados ayer encontraron los tanques de plástico llenos de gasolina, diésel y búnquer, las bombas, mangueras y cubetas utilizadas para extraer los combustibles de las cisternas que salen de Puerto Cortés.

Puerto Cortés, Honduras

Alrededor de 50,000 litros de combustible decomisó ayer la Policía de Puerto Cortés en dos predios en los que una red de robo de los derivados del petróleo los almacenaba.

75
recipientes eran utilizados en uno de los predios para almacenar el combustible decomisado, que según las autoridades es producto de los robos que ocurren a diario en el puerto.

Las autoridades policiales después de vigilancias detectaron que en los predios de los barrios Los Mangos y Campo Rojo los grupos dedicados al robo de combustible iban a dejar el producto.

Agentes policiales junto con elementos de Fusina, Base Naval, Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Fiscalía inspeccionaron los lugares en los que decomisaron tanques y barriles con combustible.

En el primer predio inspeccionado a las 12:20 pm, en el barrio Los Mangos, encontraron 75 maxicubos de plástico y seis barriles en los que tenían combustible.

La ubicación del predio era propicia para esconder la mercancía, según las autoridades, pues el lugar está rodeado de árboles y es poco transitado por los vecinos de la zona cercana al mar.

Simultáneamente, los equipos policiales y militares ingresaban en otro predio en el barrio Campo Rojo, en la 1 calle y 9 avenida frente a la refinería, adonde comisaron 123 barriles con búnquer, el cual es utilizado en plantas de generación de energía térmica.

Otros 155 barriles estaban vacíos y cuatro hasta la mitad, según lo informado por la Policía Nacional.

El subcomisionado Marlon Miranda, portavoz de la Policía, indicó que el decomiso es de aproximadamente de 50,000 litros de combustibles.

Modo de operar. El robo de combustible en Puerto Cortés sucede desde hace varios años, pero la Policía y Fiscalía no han podido actuar porque los perjudicados no presentan denuncias.

El robo de combustible ocurre en la 8 avenida cerca de la refinería de Puerto Cortés, según las investigaciones policiales, en algunos casos confabulados con los conductores. Pero la mayoría de motoristas y dueños del combustible están amenazados por grupos criminales que se han organizado para ejecutar ese ilícito.

Las cisternas muchas veces son “ordeñadas” en puntos estratégicos que tienen los delincuentes, que incluso tienen la osadía de hacerlo cuando los camiones están en marcha.

Los criminales ya no solo roban gasolina, sino que búnquer, aceite y otros derivados que salen de la refinería.

Entre los puntos detectados para los atracos están La Roca, Chameleconcito, Omoa y las orillas de las carreteras, o los desvían a unas cuadras.

La Policía ha hecho operativos y ha logrado capturar a sospechosos, pero son dejados en libertad por falta de denuncias.