El Cachiro era informante de la DEA desde 2013

Devis Leonel Rivera Maradiaga reveló que “por si después lo querían negar” grabó y fotografío las reuniones con políticos y funcionarios en las que les pagó sobornos.

VER MÁS FOTOS
El zoológico Joya Grande fue incautado a la familia Rivera Maradiaga.
El zoológico Joya Grande fue incautado a la familia Rivera Maradiaga.

Tegucigalpa, Honduras.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder de la organización narcotraficante Los Cachiros, reveló en una Corte Federal de Nueva York que desde 2013 comenzó a trabajar con la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Así lo detalla el documento de la declaración que dio el pasado lunes 6 de marzo, cuando se presentó en el Palacio de Justicia de Estados Unidos Thurgood Marshall ante la jueza Lorna Gail Schofield como testigo en el caso contra Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, quien está preso en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York (Metropolitan Correctional Center, New York), tras ser acusado de conspirar para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

Contratos

En el testimonio de Devis Leonel en el caso de Fabio Lobo, el miembro de Los Cachiros habló sobre contratos que se le dio a la organización narcotraficante por parte de instituciones del Gobierno.

Según Devis Leonel, el acusado Fabio Lobo ofreció contratos con la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de Honduras (Soptravi), Fondo Vial y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

ML portada36 100317(1024x768)
Devis Leonel Rivera Maradiaga era miembro y líder de la organización narcotraficante Los Cachiros. Sin embargo, desde 2013 decidió comenzar a trabajar con la DEA de Estados Unidos. En enero de 2015 se entregó a las autoridades estadounidenses. El pasado lunes 6 de marzo en su testimonio en la Corte de Nueva York acusó al expresidente Porfirio Lobo, a su hijo Fabio Lobo, a su jefe de inteligencia y actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco, a diputados y un alcalde de recibir miles de dólares en sobornos para facilitar el transporte de cocaína que realizaba el cartel desde el territorio hondureño.

El Cachiro reveló que los contratos serían adjudicados a cambio del pago del 10 al 20% a Fabio Lobo.

En el documento se describe que se creó la compañía Enrimar para poder adjudicarse dichos contratos.

Devis Leonel aceptó que la empresa Enrimar se creó con dinero proveniente del narcotráfico.

En su declaración jurada, el Cachiro indicó que se pagaron entre 300,000 y 350,000 dólares para recibir esos contratos en el Fondo Vial, Soptravi y la Enee.

Además, Devis Leonel Rivera enumeró una serie de empresas creadas para adjudicarse contratos con diferentes instituciones del Gobierno hondureño.

Evidencias

Otra de las revelaciones más impactantes en el testimonio de Devis Leonel Rivera es que de todos sus testimonios en la Corte de Nueva York se han mostrado evidencias fotográficas y grabaciones de las reuniones donde se negociaron esos contratos con el Gobierno.

Según describe la declaración, Devis Leonel contó que decidió hacer grabaciones de las reuniones con políticos y funcionarios como prueba de que los pagos se habían realizado en caso que después lo quisieran negar las personas con las que realizó las negociaciones y los tratos.



El documento establece que la evidencia fotográfica de las reuniones ya está en poder de las autoridades estadounidenses.

CP Cachiro 100317 (5)(1024x768)
Palacio de Justicia Thurgood Marshall

Devis confesó que grabó las reuniones porque ya estaba considerando entregarse a las autoridades de Estados Unidos.

El propio Devis Leonel, quien confesó estar involucrado en el narcotráfico en Honduras, dio a conocer que en diciembre de 2013 comenzó a colaborar con la DEA, o sea, se volvió su informante.

Considerando que él se entregó a las autoridades estadounidenses en enero de 2015, esto significa que permaneció en Honduras trabajando como informante de la DEA durante dos años, tiempo en el que podría haber recopilado una gran cantidad de información para la agencia de Estados Unidos. Hay evidencia fotográfica de las reuniones.

Miedo

Devis Leonel relató cuáles fueron los motivos que lo llevaron a decidirse a trabajar con la DEA.

Según el testimonio del exmiembro de Los Cachiros, sintió miedo de que lo asesinaran y también de que le hicieran daño a sus seres queridos.

Además contó que sentía miedo de que fuera enviado a una prisión hondureña por un largo periodo.

Según Devis Leonel, la razón por la que pensaba que lo podían matar era porque había estado trabajando con políticos y policías, quienes podrían tener el interés de silenciarlo.

ML portada21 100317(1024x768)
Los Cachiros eran dueños del zoológico Joya Grande.

“Tenía temor por mi vida. Tenía temor por mi familia y ser detenido y encarcelado muchos años en Honduras. Temía que me mataran porque había trabajado con políticos, y agentes de la Policía. Ese era mi miedo”, manifestó.

Devis Leonel brindó su declaración en español, por lo cual un traductor se encargó de decir a la jueza federal lo que decía el exmiembro de la organización narcotraficante Los Cachiros.

El documento está completamente en inglés, pero es una transcripción literal de lo expresado por Devis Leonel Rivera.

Joya Grande

El exlíder de Los Cachiros aseguró que Fabio Lobo le prometió que le diría que no se metiera con el cartel a Humberto Palacios Moya, ahora fallecido, pero que en aquel entonces era director de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) y primo de Porfirio Lobo.

Devis dijo que tras reunirse con Palacios Moya en su casa, Fabio Lobo dijo que “sí era cierto que iban a incautar el zoológico Joya Grande y otras propiedades y cuentas bancarias”.

El zoológico era de Los Cachiros, y era usado para lavar dinero, según autoridades hondureñas.

Rivera expresó que en 2013 él estaba preocupado de que el Gobierno hondureño le incautara bienes y dijo que, en una ocasión el diputado Óscar Nájera acordó hablar con el presidente Lobo para que lo ayudara a recuperar las cosas que iban a incautar.

Rivera aseguró haber pagado a Palacios Moya (fallecido el 29 de enero de 2016), a Óscar Nájera y a Fabio Lobo entre 50,000 a 70,000 dólares para evitar las incautaciones.

Por el soborno, Devis dijo que dejaron que Los Cachiros sacaran papeles, computadoras, dinero y varios animales del zoológico.

La Prensa