Tres abogados de la Policía declaran en el Ministerio Público

Junto con los profesionales del derecho rindieron su declaración un policía y un empleado administrativo, a quienes también investigan.

La semana pasada, unos 80 abogados rindieron un informe de sus funciones ante la Comisión de Depuración.
La semana pasada, unos 80 abogados rindieron un informe de sus funciones ante la Comisión de Depuración.

Tegucigalpa, Honduras.

Los primeros tres abogados de la Policía Nacional, investigados por supuestos cobros ilegales a agentes y oficiales depurados y en procesos disciplinarios, rindieron su declaración ante la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL), dependencia del Ministerio Público.

Junto con los profesionales del derecho también llamaron a declarar a un policía y un empleado administrativo, mencionados en un informe de la Inspectoría General de la Policía.

La semana pasada, LA PRENSA sacó a luz los cobros ilegales que un grupo de asesores jurídicos que laboraban para las direcciones de Recursos Humanos y Asesoría Legal hacían a policías que habían sido separados de la institución por diferentes delitos, faltas graves o por haber reprobado las pruebas de confianza.

De acuerdo con las indagaciones, estos profesionales cobraban entre 5,000 y 50,000 lempiras por borrar o limpiar los expedientes y antecedentes criminales de los uniformados y reintegrarlos a otras dependencias de la institución policial con sus hojas de servicio limpias.

La investigación pudo constatar que también cobraban honorarios ilegales a los policías que entablaban demandas contra la Secretaría de Seguridad para favorecerlos en juicio y que pudiesen cobrar millonarias indemnizaciones.

Esta semana, la Comisión de Depuración revisará los informes de rendición de cuentas de todos los abogados de la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional para proceder a diseñar una nueva Dirección de Asesoría Legal que sustituirá a las diferentes unidades legales.

La Prensa