San Pedro Sula, Honduras

Hoy se celebra el Día del Amor y la Amistad y aunque muchos festejarán con sus parejas, familia o amigos, otras serán las voces que los deleitarán durante el almuerzo o la cena, por ello seleccionamos a seis parejas de talentosos músicos hondureños que cuentan cómo es compartir este día con su público y otros secretos sobre su vida.

1

Silvia Rodríguez y Ramsés Urrutia

Silvia Rodríguez y Ramsés Urrutia.

Si desea contar con el grupo de Silvia, marque 3232-6169.
Ella es cantante y él es pianista, bajista y toca el acordeón, y el domingo pasado se casaron a cuatro meses de cumplir 10 años de relación. “Nos conocimos trabajando en la orquesta de Armando Rodríguez (padre de Silvia), fuimos muy buenos amigos durante tres años en los que nos corríamos a los novios y novias”, cuentan entre risas.

Desde que el año pasado iniciaron su proyecto musical como pareja junto a su nueva banda, los padres de Eduardo (14) y Christian (6) son de los favoritos entre los seguidores de la vida nocturna sampedrana. “Llegas a acostumbrarte a un piropo o a algún comentario hacia tu pareja, sin embargo, tratamos de andar siempre juntos y gracias a Dios los fans nos aprecian y nos respetan como pareja”, dicen sobre cómo evitar los celos cuando el público se muestra cariñoso.

La música unió sus vidas y es la misma que los fortalece. “Nuestros temperamentos han sido un gran obstáculo profesionalmente hablando, sin embargo, no podemos vivir el uno sin el otro, somos un buen equipo, las debilidades de uno son la fortaleza del otro”, detalla la joven pareja que comparte la pasión por el arte y trata de crear sus propias oportunidades.

Silvia y Ramsés concuerdan en que lo que más sacrifican para vivir su sueño musical es el tiempo como pareja. “Para que esto resulte es un trabajo de 24/7, por esa parte somos afortunados de trabajar juntos, pasamos mucho tiempo acompañándonos. Él dirige mi banda y el repertorio, según lo que el ambiente amerite”, detalla Silvia.

Sobre los problemas de pareja al momento de subirse a una tarima, explican: “Tratamos de llevar cada cosa a su tiempo, cuando nos subimos al escenario somos de nuestro público y nos entregamos totalmente a ellos y al show”. Aunque hoy tendrán un evento en La Cevichería, la pareja dice celebrar su amor todos los días, “a veces sin razón específica salimos a comer, nos hacemos detalles a diario, nos escapamos solos, en fin, nos enamoramos cada día más uno del otro”.

2

Wendy Salinas y Jorge Torres

Wendy Salinas y Jorge Torres.

Para contrataciones llame al 9963-7113.
La casa de unos amigos fue el lugar en el que, entre canciones, chistes y anécdotas, esta pareja se enamoró hace 17 años y se casó luego de tres años como novios.

“Wendy me conoció cantando y ella siempre tuvo un nexo directo con la música, ya que estudió en la Escuela Victoriano López. La música ha sido parte fundamental de nuestra vida amorosa, es nuestro lenguaje principal. Con mi guitarra en la mano enamoré a mi esposa”, cuenta el originario de La Ceiba.

Pese a tener presentaciones durante toda la semana, los padres de Andrés (10) y Santiago (7) aseguran que “Dios es el centro de nuestra relación y por medio de su Espíritu Santo nos da los frutos que necesitamos para ser felices como matrimonio y como personas. Además, buscamos un tiempo de calidad para nosotros”.

Aunque hoy no podrán celebrar como otras parejas porque, junto a su banda y Liam Rivera, tendrán un especial con canciones de Alejandro Sanz y Luis Miguel en Jardines Café; los esposos recomiendan a las jóvenes parejas que deseen incursionar en este rubro que “sepan que como todo trabajo tiene sus momentos difíciles, pero deben aprender a fortalecerse el uno al otro. A poner a Dios como centro de su vida. Es una ventaja compartir el trabajo con mi esposa porque nos complementamos perfectamente. Lo que a uno le falta al otro le sobra; sin embargo, el mayor sacrificio es nuestra salud porque el desvelo es desgastante. También el tiempo en familia, porque aunque no estamos en los escenarios pasamos ocupados con todo lo relativo al show, o si no pasamos durmiendo por el cansancio”.

Desde hace casi 10 años, Jorge Torres y su banda buscan romper los esquemas en el mercado, innovar, ser aceptados con sus ideas “que a veces parecen locas o atrevidas, pero para elegir nuestro repertorio siempre lo sometemos a discusión y tratamos de buscar el balance entre lo que nos gusta y lo que el público disfruta”, finalizan.

3

Karen Alcántara y Luis Rivera

Karen Alcántara y Luis Rivera

El contacto para eventos es el 9988-8045 y el 9949-0001.
El grupo de pop rock ósmosis, en donde Karen es la vocalista y Luis el guitarrista líder, existe desde hace casi 17 años, pero el amor entre ambos surgió antes en las aulas de la Universidad Católica, donde fueron compañeros y formaron parte del Coro de la Pastoral Universitaria.

“Nos conocimos en la universidad y entre clases nos fuimos haciendo amigos y ahí comenzó nuestra historia, estuvimos de novios durante 10 años”, cuenta esta pareja que el 6 de junio celebrarán seis años de casados y que son padres de dos niñas: Angélica, de tres años de edad, y de Zoé, quien nació en diciembre.

Aunque compartir su tiempo de pareja en compañía de otros integrantes de la banda no parece ser fácil, los rockeros lo llevan muy bien, pues en el escenario se nota la buena química entre todos. “Es un reto muy bonito, el cual ayuda a las parejas a crecer mucho a nivel personal y profesional”, detalla Karen, quien además es gerente en una agencia bancaria y siempre luce con mucha energía durante sus presentaciones.

“Damos gracias a Dios por contar con el cariño de los sampedranos. Sobre los halagos que nos dan o las fotos que nos piden nuestros fans es un tema que hemos aprendido a manejarlo como pareja, tomando en cuenta el medio en el que estamos y que nos gusta tanto; nuestra relación es en base a la confianza y respeto”, aseguran.

Aunque dan conciertos todos los fines de semana en diferentes bares y restaurantes de la ciudad, son padres y además tienen otros trabajos, la pareja mantiene vivo su amor. “Tratando de ser nosotros mismos y respetando los espacios de cada uno y no nos olvidamos de las fechas importantes para tener un detalle y de poder sorprendernos con ello”.

Si entre ellos ocurre algún problema lo hacen a un lado al subir a la tarima: “El público merece nuestra pasión, alegría y mientras estamos en el escenario apartamos lo personal de lo profesional”, puntualizan los artistas que se presentan hoy en el restaurante Chili’s.

4

Nina Maier y William Taylor

Nina Maier y William Taylor

Si desea contratar a la agrupación llame al 9880-8341 .
Un amor accidentado, es una forma de describir el inicio de la relación entre esta intérprete y el cellista y pianista que comenzaron a enamorarse luego de las visitas constantes de él al hospital, tras accidentalmente, fracturarle la clavícula.

“Nina hizo un casting en el grupo en el cual yo tocaba el violoncelo y se quedó, nos hicimos amigos y tres meses después saliendo de un evento, accidentalmente tropecé mientras caminábamos, la empujé y ella cayó al suelo y le quebré la clavícula en tres partes”, cuenta entre risas nerviosas el egresado de la Escuela Victoriano López y también ingeniero civil.

“Él llegaba todos los días al hospital y yo le miraba como un amigo apenado por lo que pasó, me llevaba chocolates, flores, hablaba con mis padres y conmigo y cuando me dieron tres meses de terapia William se ofreció a llevarme todos los días. Era muy insistente (risas), así surgió el cariño entre los dos de toda esa convivencia juntos, fui notando quién era, su nobleza, a conocer sus sentimientos, el amor por su familia y además que tenía bonitos ojos”, explica Nina, quien esta noche se presentará junto a su esposo y agrupación en El Portal de las Carnes.

Luego de seis meses de verse casi a diario, William pidió permiso a los padres de ella para comenzar una relación con la que se convertiría en la madre de su hija Mila, ahora de siete años. “Era mi cumpleaños y lo escuché hablando con mis padres, me emocioné mucho, pues ya me lo veía venir, pero creí que primero me lo preguntaría a mí, fue muy lindo y formal de su parte”, explica la también estudiante de la carrera de Derecho.

Lograr coordinar y programar sus profesiones, dentro y fuera de los escenarios, es lo más difícil para ambos. “Trabajamos en la empresa privada de día, estudiamos de noche y somos artistas entre semana y fines de semana y padres todo el tiempo, pero siempre buscamos la manera de almorzar juntos, de escaparnos a la playa, de ir a cenar o al cine”, explican sobre cómo mantener su relación a flote.

5

Arleen Rodríguez y Cris Davis

Arleen Rodríguez y Cris Davis

Contrátelos al 3328- 2175 o en redes como crisproductionshn.
La celebración del Día de la Secretaria fue el momento ideal para que Cris Davis se quedara en la mente de Arleen, luego de escucharlo cantar en un hotel sampedrano. “Ese mismo año fui la responsable de contratar a alguien para la cena de Navidad y él fue mi elección, desde entonces comenzó su ritual de enamoramiento”, cuenta Arleen.

Los cantantes, actores y dueños de una compañía de eventos llevan ya casi 10 años juntos, tienen a Arianna, de tres años de edad, y esperan su segundo bebé. “La música nos unió.

Profesionalmente, Cris Davis ya estaba bien incursionado en eso, poco a poco lo hicimos juntos, tratando de ofrecer algo variado y fino al público”, explican. Hoy ambos se presentarán en La Zona Grill con un show de cuatro mujeres cantándole al amor y luego llegará la presentación de Cris y su banda para poner a todos a bailar.

“Trabajar en este medio y a la vez laborar para una empresa es bien cansado, ser artista es difícil, pero vamos de la mano de Dios, profesionalmente nos ha ayudado a no solo tener la banda, sino una empresa de eventos artísticos en la cual manejamos carteras de clientes”, explican sobre los obstáculos profesionales a los que se han enfrentado. Personalmente, aseguran que “trabajar como pareja tampoco es fácil, pues siempre habrá opiniones diferentes entre ambos, pero nos fortalecemos llegando a un acuerdo para el bien de los dos; lamentablemente en Honduras el artista no es apoyado y por eso como pareja nos complementamos en lo que hacemos para lograr nuestros objetivos”.

A Arleen, quien denota mucha ternura y amabilidad, fue a quien le costó adaptarse al estrellato de su pareja, pues sentía celos. “Cris era bien coquetón”, se ríe ella, a lo que él responde: “Arleen siempre fue una persona centrada, no tenía por qué celarla”. Ahora saben sobrellevar la situación. “El público se merece una amable atención de parte de nosotros como artistas, si llegan los halagos, las fotos o algún beso tirado, simplemente lo recibimos con cariño, porque es de parte de la gente que nos aprecia y les gusta lo que hacemos”.

6

Kelly Barahona y Félix Reyes

Kelly Barahona y Félix Reyes

Búsquelos en Facebook como Rouge Live Music.
R ouge Live Music es el nombre de la agrupación conformada por Kelly, Félix y sus cuatro hijos.

La pareja con 19 años de casados relata que se conocieron en el estacionamiento de la escuela de música Victoriano López en una noche de noviembre. “Félix ya había salido y yo le dije a mi amiga Liliana Ferrera (chelista) que él me parecía guapo, pero que era muy creído, ella me dijo que me lo presentaba, pero le dije que no, pues ese día no me sentía muy arreglada, pero ella siempre nos presentó y lo que más me agradó fue que él se mostró interesado en mí, sentí que a pesar de cómo me sentía esa noche, él vio belleza en mí”, manifiesta Kelly, quien es violinista.

Su maravillosa relación y el éxito del dueto que ambos presentaban en diferentes hoteles de la ciudad provocó que sus hijos les acompañaran y aprendieran a amar la música tanto como ellos. “Son cuatro hijos: tres varones y una niña que ya están grandes y ahora forman parte de la banda”, cuentan con emoción al no tener que perderse ningún momento con sus retoños.

Soporte. Hoy, la familia Reyes Barahona se presenta en el bar C Bari del Copantl Hotel & Convention Center.

“Desde siempre ha sido una ventaja trabajar juntos, ya que a los clientes les agrada, siempre han elogiado ese detalle, hasta les parece romántico”, aseguran con mucha confianza y agregan que es normal que las personas que gustan de su música se les acerquen, “quieren una fotografía y hacen elogios a tu trabajo, y en lugar de sentir celos nos provoca orgullo uno del otro”, explican sobre cómo afrontar esas situaciones como músicos reconocidos.

Aunque siempre están ocupados en celebraciones como el 14 de febrero, Día de la Madre, Navidad o Año Nuevo, los esposos siempre encuentran la oportunidad para celebrar anticipadamente o después y sus eventos lo ven como celebrar el doble. “Lo que sí sacrificamos es que no podamos acudir a reuniones de amigos o familiares”, concuerdan.

Enojarse con su pareja hasta por la más mínima tontería es algo normal, y esta talentosa pareja concuerda en que no les afecta a la hora de animar un evento porque “uno aprende a ceder, a no hacer más grande las cosas de lo que son. El perdón, la resiliencia y la empatía son cosas fundamentales y muy saludables ponerlas en práctica en tu día a día”, aconsejan.

Para aquellas parejas de la música que vienen iniciando les recomiendan que “disfruten juntos lo que hacen. Es muy hermoso compartir con tu pareja tu pasión por la música. Siempre hemos sabido separar nuestros gustos personales de música en los eventos, aunque siempre esta tu esencia ahí, pero tenemos gustos muy afines en cuanto a la música y si de música se trata somos muy abiertos a escuchar todo tipo de género”.