Miami, Estados Unidos.

A tan solo unas horas de la gran final del reality show de ‘Nuestra Belleza Latina 2021’, la presentadora catracha Sirey Morán confiesa que su mayor deseo es traer la corona de NBL a Honduras.

En una entrevista para el canal de YouTube de la también compatriota Neida Sandoval, Morán compartió sus metas, deseos y reaccionó al gran cariño que ha recibido por parte de los hondureños en su paso por el concurso de belleza.

Esta noche a partir de las 7:00 p.m. comienza la final del reality que se transmite por Univisión y en el que Sirey es una de las cuatro finalistas para llevarse la corona, siendo esta una de las favoritas.

En la entrevista con Neida, la presentadora hondureña explicó que una de sus metas también es terminar su carrera universitaria de periodismo, incluso si gana el concurso y deba mudarse a la ciudad de Miami.

“Quiero representar a la mujer latina, aquella mujer fuerte que siempre sale adelante, sería un sueño cumplido. En cada uno de los retos que me ha tocado he tenido mucho miedo, pero no he dejado que me venzan. El motor es el apoyo de toda la gente linda que me apoya”, compartió.

“Son dos meses que tengo sin teléfono, sin conexión con la gente”, explicó Sirey, quién también reveló que años atrás ya había realizado el casting para participar en el reality de belleza, pero no había sido convocada.

Sirey Morán también participó en Miss Universo.

“Creo que estamos dando un impacto a una nueva generación de mujeres y hombres que desean salir adelante, no solo en Honduras, en todo el mundo”, reflexiona Sirey sobre su representación de Honduras a nivel mundial.

“Para nadie es un secreto la situación que ha enfrentado Honduras. El hondureño tiene la necesidad de vivir una nueva etapa, vienen momentos quizá complicados. Yo no trato de hacer que el hondureño olvide la realidad que estamos viviendo, porque esa realidad pesa para los hondureños que viven dentro y fuera del país”, asegura Sirey.

“La fortaleza del hondureño son esas ganas de salir adelante, esas ganas de querer ser alguien en la vida. Cuando el hondureño tiene educación, no puede ser engañado. Quiero terminar mi carrera, no importa si tengo 32. Todos los hondureños podemos hacerlo”, comparte.

En la entrevista con Neida, la hermosa hondureña también ahondó en la dura infancia que vivió. “Mi mamá iba descalza a la escuela. Mucha gente se deja llevar por lo que ven en las redes sociales, uno también viene de abajo”, puntualiza la finalista de NBL.

Trabajos anteriores

“Hay algo que yo nunca he mencionado y no me da pena. Yo después de ser Miss Honduras tuve que trabajar en una huevera en Washington, porque yo no tenía dinero y fue un trabajo el más fuerte que he tenido. Mi cuerpo temblaba del dolor”, mencionó Sirey.

Sirey Morán también trabajó como empleada en un restaurante en los Estados Unidos.

Esta noche Sirey Morán podría hacer historia y traer la primera corona de Nuestra Belleza Latina al pueblo hondureño. “Estoy feliz y agradecida con la gente. Ahora viene la fase final, espero seguir contando con el apoyo, tengo raspones, tengo moretes, son señales que dicen que he logrado cada uno de los retos”, finalizó Morán.

La hondureña Sirey Morán.