Ciudad de México.

Laura Bozzo tendrá que pedir una disculpa pública a Irina Baeva y Gabriel Soto, luego de haber perdido la demanda que interpuso la pareja en su contra por difamación, amenazas, acoso y discriminación.

Así lo aseguraron los actores, quienes están en espera de que se presente la conductora para continuar el proceso.

“Todavía no ha habido ninguna novedad. Ya se dictó la sentencia a nuestro favor y, como lo hemos dicho siempre, es marcar un precedente del respeto, esa línea delgada del respeto entre periodistas y las figuras públicas”, afirmó Soto en entrevista.

En marzo del año pasado, la pareja demandó a Bozzo por comentarios hechos en un programa de Univision en el que calificó a Soto como “el desgraciado del año”, tras su divorcio con Geraldine Bazán, además de señalar a Baeva como una “descerebrada” y “roba maridos”.

La peruana perdió el caso debido a que no se presentó en la audiencia solicitada, mientras enfrenta a la justicia mexicana por el caso de la supuesta venta de un inmueble embargado por el SAT y con el que había garantizado un adeudo fiscal de 13 millones de pesos mexicanos, equivalentes a unos $650,000 dólares.

Los actores dijeron que el proceso contra Bozzo no fue para obtener una retribución económica, sino para fijar un precedente sobre los límites de la libertad de expresión en los medios de comunicación.

Aún no saben el monto de lo que tendrá que pagar la peruana, ya que eso se tendrá que fijar por medio de un juez.

“Para nosotros lo más importante ya sucedió que era que la juez determinara que efectivamente hubo daño moral y que no está bien hacer ese tipo de comentarios solo por tener un micrófono en televisión”, dijo Baeva.

“Si más adelante hay una novedad, una noticia, lo sabrán”, agregó la actriz,

Por el momento, tanto Baeva como Soto participan como protagonistas del melodrama Allá te Espero, nuevo proyecto de la productora Angelli Nesma que ayer inició filmaciones.

“La confianza que nos tenemos nos ayuda a jugar más, a experimentar más con los personajes.

“Lo padre es que compartimos la misma historia y el mismo proyecto y nuestras pláticas en el coche son de eso: analizamos las situaciones, los personajes y eso ayuda como pareja a que estemos en la misma historia y sintonía”, comentó la actriz.

Soto aseguró que en ningún momento exigió a la producción contratar a su novia para algún personaje, como se señaló en ciertos rumores.

“Es un absurdo total. Yo no decido esas cosas ni tengo el poder para hacerlo, jamás será una condición para poder trabajar. Cada quien tiene sus proyectos y en este caso la productora creyó en nosotros dos como pareja.

“Eso es absurdo. La empresa toma esas decisiones, no nosotros como actores”, expresó.

“El monto es lo de menos. No íbamos tras eso, sino que queremos marcar un precedente de ya basta de insultos, juicios, despotricar, ya basta de eso”, dijo Soto.