TEMAS DESTACADOS:

Los Ángeles, Estados Unidos.

A pesar del éxito obtenido en su corta pero productiva carrera, Jennifer Lawrence, quien se convirtió en la actriz mejor pagada del mundo con 52 millones de dólares ganados el último año, según Forbes, sufre cuadros de ansiedad provocados por la excesiva atención que ejercen los medios sobre ella.

“Me imagino ahogándome. Externamente parece que estoy teniendo un ataque, y así es, al menos en cierto modo. Allí estaba yo, solo una chica de Kentucky al ser descubierta por el gran y viejo Hollywood; pero por dentro estaba aterrorizada. En un instante ‘boom’, todos estaban viendo”, señaló la actriz a The New York Times.

Foto: La Prensa

Lawrence en una escena de Joy junto con Robert de Niro.
En la mira

Lawrence es extremadamente cuidadosa a la hora de hablar, debido a que teme a las reacciones de la gente. “Estoy muy asustada por decir cualquier cosa. Puedo ver cada forma negativa en la que la gente puede interpretarlo y no quiero que suene como si me estuviera quejando. ‘Oh, ella es ahora muy engreída’. ‘Oh, ella está muy cansada ahora’. Probablemente esto viene de ‘googlearme’. Si fuera cierto, no hablaría, solo actuaría”, detalló Lawrence.

Pese a que intenta relajarse y no darle mayor importancia a estos temas, la estrella señala que le preocupa la percepción que la gente tiene de ella. “No puedo pensar en un uso más inútil de mi tiempo que el de preocuparme por esto. ¿Por qué debo preocuparme por lo que piensa la gente? Pero lo hago. No puedo pretender que no me interesa. Me siento realmente insegura por eso. El mundo se hace una opinión de ti sin conocerte. Eso me molesta”, expresó Jennifer.

Foto: La Prensa

Lawrence encarnará de nuevo a Mystique en X-Men: Apocalipsis (2016).
Madura

Aunque tenga esos temores, Lawrence se siente feliz con su vida y considera que puede vivirla bajo sus propias reglas, sin que esto vaya en detrimento de su carrera. “Creo más en mí y eso hace las cosas más sencillas. Antes, vestía prendas que no quería o decía algo que no sentía porque tenía miedo de hablar o de ser ruda. Y entonces comienzas a sentirte como una marioneta”, concluyó la intérprete.

Foto: La Prensa

Meses antes del estreno de Los juegos del hambre: Sinsajo parte 2, programado para el 20 de noviembre a nivel global, Lawrence encuentra ciertas conexiones entre “Katniss Everdeen” y su vida actual, en la que debe enfrentarse a la condición de personalidad pública. “No me siento como si estuviera siendo arrastrada por algo nuevamente. Estoy más controlada, más calmada. Sé que no tiene sentido sentirse ansiosa todo el día, así que intento no estarlo”, aseguró la estrella.