Madrid, España.

Paris Hilton y su esposo Carter Reum, quienes contrajeron matrimonio en noviembre de 2021, se preparan para formar su propia familia en algún momento del año que viene.

Para ello, la polifacética estrella se someterá a un proceso de fecundación in vitro a principios o mediados de 2023, tras cumplir con el trámite de la congelación de sus óvulos durante los tiempos más duros de la pandemia.

La socialité ha reconocido en su última charla con People que la parálisis que vivió el planeta durante casi dos años a causa del coronavirus se convirtió, de algún modo, en un período ideal para lanzarse de lleno al proyecto.

En otras circunstancias, la rica heredera habría estado demasiado ocupada con sus numerosos y variados compromisos profesionales, viajando constantemente en avión de un lado para otro.

“Aprovechamos que el mundo estaba completamente cerrado. Siempre quisimos tener hijos juntos, así que pensé: ‘Este es el momento perfecto’. Y es que normalmente me paso 250 días del año volando, por lo que decidimos conservar los óvulos lo antes posible para que estuvieran listos cuando los necesitáramos. Tenemos un montón de ellos simplemente esperando a que los usemos”, ha declarado visiblemente ilusionada.

La que fuera amiga íntima de Britney Spears y Lindsay Lohan en sus años más caóticos del nuevo milenio no podría ser más “feliz” en su flamante vida como mujer casada.

Tras un año dedicado fundamentalmente al disfrute del amor y a consolidar su dinámica de convivencia con Carter, Paris está convencida de que, a sus 41 años, ya ha llegado el momento de debutar en la maternidad.

“Estoy tan feliz. Estoy con un hombre bondadoso, leal, dulce, divertido y brillante. Es perfecto para mí y le adoro. Me hace sentir como una princesa todos los días, y estoy muy emocionada de que vayamos a formar nuestra propia familia el año que viene”, ha reiterado.