Madrid, España.

Un juez del Tribunal Superior de Los Ángeles ha obligado a Kevin Spacey a pagar 31 millones de dólares a MCR, productora de la exitosa serie ‘House of Cards’, como indemnización por ruptura de contrato y por los perjuicios ocasionados con su comportamiento durante el rodaje.

El tribunal de arbitraje aprobó la multa el año pasado, sin embargo, el actor apeló la medida, aunque no tuvo éxito, ya que el juez Mel Red Recana afirmó que los abogados de Spacey no habían demostrado que la multa fuera “tan irracional” como argumentaban.

“No han logrado demostrar que sea un caso ajustado o que la indemnización por daños y perjuicios fuera tan absolutamente irracional que equivaliera a una reelaboración arbitraria de los contratos de ambas partes”, concluyó.

LEA: Amber Heard rechazó dinero de Johnny Depp en su divorcio

De acuerdo con información del diario The Hollywood Reporter, el tribunal de arbitraje estimó que el intérprete estadounidense había incumplido los términos de su contrato con su comportamiento, pues fue acusado de acoso sexual por un asistente de producción.

Kevin Spacey protagonizó ‘House of Cards”, una de las series más exitosas de Netflix.

La denuncia llegó en un momento en que el ganador de dos premios Óscar veía cómo su carrera de más de 30 años se desmoronaba en 2017 después de que salieran a la luz numerosas acusaciones de agresión sexual que desde entonces ha rechazado.

Tras la denuncia del asistente del rodaje, la productora eliminó el papel del actor en la serie ‘House of Cards’, reescribió la sexta temporada y redujo el número de episodios de 13 a 8 para cumplir con la fecha de estreno anunciada por el servicio de streaming, Netflix.

Por todo ello, la compañía, responsable de otros títulos como ‘Ozark’ y ‘The Shrink Next Door’, alegó durante el arbitraje que el actor no había prestado sus servicios “de manera profesional” ni de acuerdo con sus políticas de comportamiento.