Arturo Peniche anuncia su separación: "Soy un estorbo para mi esposa"

Luego de 38 años de casado con Gabriela Ortiz, el actor ha tomado la decisión de separarse

VER MÁS FOTOS
Arturo Peniche y Gabriela Ortiz han estado casados por 38 años.
Arturo Peniche y Gabriela Ortiz han estado casados por 38 años.

Ciudad de México.

La pandemia ha marcado fuertemente la vida del actor Arturo Peniche, quien no solo ha sufrido la pérdida de familiares víctimas del virus, pues también se enfrenta al rompimiento de su matrimonio.

Luego de 38 años de casado con Gabriela Ortiz, con quien procreó en 1984 a Khiabet y a Brandon, en 1986, Peniche puso fin a la relación.

El actor de 58 años contó en entrevista con Mara Patricia Castañeda, que durante la pandemia se agravaron los problemas, al grado de sentirse un estorbo para su todavía esposa.

"Tuve pérdidas fuertes por este dichoso virus, hubo parientes que sí se lograron recuperar y hubo otros que no se lograron recuperar, uno de ello mi primo Jorge", platicó Peniche durante la entrevista.

arturo peniche hijo(1416x870)
Arturo Peniche y su hijo Brandon.

Mencionó que entre los familiares que se contagiaron de coronavirus también estuvieron su esposa e hijos, a quienes no vio durante su recuperación para no contagiarse, y dijo, de ahí se detonaron las diferencias con su expareja.

"Dentro de esas pérdidas también mi matrimonio. Como yo no podía acercarme a la Ciudad (de México) para no contagiarme, porque no soy un jovencito, provoqué malestar por no haber estado () pero estuve al tanto de todo a través de un cristal porque me tenía que cuidar".

"Y bueno, ella (Gabriela) cree que no, que no hice nada, y ya estoy fastidiado de que no se me reconozca que soy un chingón. Entonces tomé la decisión de quitarme de ahí".

Según el histrión, hace poco más de un mes que se separó de su esposa, aunque dijo, no pretende divorciarse.


"Cuando ya tu pareja comienza a ver demasiados defectos en ti, es porque ya estás estorbando y al buen entendedor como yo, pocas palabras. Ya siento que no funciono como hombre, que no sirvo. La amo muchísimo, pero ya me di cuenta que le estorbo".

"Voy a estar casado toda mi vida, no quiero fracasos, me quito, y a lo mejor ella necesitará divorciarse algún día, pero no creo que se pueda dar".

Incluso mencionó que aunque él decidiera rehacer su vida con otra persona, sería poco probable que decidiera firmar su divorcio.

La Prensa