Safaera de Bad Bunny es eliminada de Spotify y los fans están indignados

La plataforma de música Spotify removió el hit de Bad Bunny "Safaera" de su catálogo digital.

VER MÁS FOTOS
Spotify decidió dar de baja el tema de Bad Bunny 'Safaera'.
Spotify decidió dar de baja el tema de Bad Bunny 'Safaera'. /

Estados Unidos.

Este 14 de mayo el público detectó que "Safaera", uno de los temas de Bad Bunny más populares del momento, ya no está disponible en Spotify.

La canción, grabada con la colaboración de Jowell & Randy y Ñengo 'Flow', fue lanzado a principios de 2020 y rápidamente se convirtió en un éxito que acumula millones y millones de visitas en todas las plataformas digitales.

La situación y el silencio de la plataforma y del mismo reggaetonero ha llevado a los fanáticos a hacer sus reclamos en las redes sociales, convirtiendo a ''Safaera'' en trending topic en Twitter.

Las reacciones fueron variadas, desde lo que renegaban por la desición de bajar la famosa canción hasta quienes aprobaban la movida de Spotify.

MIRA: Los memes sobre "Safaera" de Bad Bunny tras ser borrada de Spotify

El tema es parte del álbum "YHLQMDLG" (Yo hago lo que me da la gana), el tercer disco de Benito Antonio Martínez (nombre real del artista), que sigue disponible en Spotify, sin embargo, ''Safaera'' ya no se puede reproducir.

"YHLQMDLG" llegó el pasado febrero con colaboraciones de Daddy Yankee, Anuel AA y Kendo Kaponi, entre otros artistas, y debutó en el número dos en el Billboard 200 de Estados Unidos.

Gracias a este disco, "El conejo malo" también rompió récords al posicionar 16 canciones en el top Hot Latin Songs de Billboard.

"Yo Perreo Sola", "Safaera", "Vete", La Dificil" y "Si Veo a Tu Mama" fueron las cinco más escuchadas.

ADEMÁS: Donación de Tekashi 6in9ine es rechazada por una ONG debido a su pasado criminal

A inicios de semana, Bad Bunny sorprendia a sus fanáticos lanzando el EP "Las que no iban a salir", una producción con 10 temas inéditos que había sido preparados para sus discos anteriores, pero terminaron quedando fuera.

La Prensa