Liu Yifei, la nueva Mulán de carne y hueso

La joven se mete en la piel de la guerrera china. Disney aplazó el estreno de la cinta, programado para el 27 marzo, debido a la crisis mundial por el COVID-19.

La actriz Liu Yifei en la premier de Mulán en Estados Unidos. En su China ya tiene una carrera sólida con 25 filmes en su historial, pero en Hollywood Mulán es su primera película importante.
La actriz Liu Yifei en la premier de Mulán en Estados Unidos. En su China ya tiene una carrera sólida con 25 filmes en su historial, pero en Hollywood Mulán es su primera película importante.

Estados Unidos

Cuando la directora Niki Caro y Walt Disney Studios comenzaron a buscar a una protagonista para Mulán, la historia de una chica china de un pueblo humilde que se convierte en heroína, había un lugar evidente adonde comenzar a buscar. ¿Qué tal un pueblo humilde de China?

“Muchos de nosotros tuvimos este sueño romántico de que la encontraríamos en un pequeño poblado”, dijo Caro. “Descubrimos actrices hermosas, pero cuando llegó el momento de decidir sentimos que no habíamos encontrado a la Mulán de carne y hueso”.

Sin embargo, un año de búsqueda en Estados Unidos y Europa tampoco dio resultados, así que, al año siguiente, Caro regresó a China para ver audiciones de actrices con las que no había podido reunirse en su primer viaje.

Ahí fue cuando conoció a Liu Yifei (que se pronuncia como se escribe), una actriz de 32 años de Wuhan que había vivido en Estados Unidos durante cuatro años, hasta 2002. Luego regresó a China, adonde es cantante, bailarina, actriz, pianista y modelo, y graduada del Instituto de Actuación de la Academia de Cine de Pekín. “Creí que ya habíamos encontrado a nuestra Mulán, pero después de ver a mil actrices tenía que estar segura”, afirmó Caro. “Yifei accedió a venir a Los Ángeles a hacer una prueba a cuadro”.

Liu retomó la historia desde ahí mientras bebía un té en una sala del Sindicato de Directores de Estados Unidos en Sunset Boulevard, una fría noche de invierno en Hollywood.

Duro entrenamiento. “Tomé un vuelo de catorce horas”, recordó la actriz china con una risa tímida. “No pude dormir toda la noche en el avión. Llegué a la oficina de Los Ángeles e hice una audición de dos horas con el guion. Me sentí aliviada”, dijo Liu. “Había terminado. Pensé que había hecho un buen trabajo”. ¿Qué pasó después? “Niki dijo: Ahora te vamos a enviar con un entrenador para ver cómo te desenvuelves en el gimnasio”, recordó Liu. “Y pensé: ¿hay un siguiente paso?”

Resultó que había muchos pasos más, sin mencionar saltos, patadas y carreras. “Recuerdo a un entrenador de nombre Boris que me dijo que repitiera todo lo que hacía él”, narró la actriz.

“Hicimos lagartijas, sentadillas y levantamos pesas, además de ejercicio aeróbico. Al cabo de 90 minutos ya no podía caminar”. “Estaba decidida a tener a una mujer joven que pudiera comprender y comprometerse con la naturaleza física del papel”, dijo Caro.

“Por eso la presioné hasta el límite. No se detuvo en ningún momento, jamás pidió un descanso y lo hizo todo”. “Supe que habíamos encontrado a nuestra Mulán, a una compañera, una colaboradora y una guerrera genuina”. El resultado final es la nueva Mulán, que originalmente estaba programada para estrenarse el 27 de marzo, pero ahora se ha pospuesto debido a la amenaza del coronavirus.

Adaptación live action. La película es una versión en acción viva del clásico animado de Disney de 1998. Liu interpreta a una joven china que nació con increíbles dotes atléticos y marciales, en una época en la que no se les permitía a las mujeres ser guerreras, ni hacer muchas cosas por sí mismas, entre ellas elegir a sus esposos; sin embargo, cuando los invasores amenazan a China, Mulan se disfraza de hombre para ocupar el lugar de su padre enfermo en las filas del Ejército.

La Prensa