Más noticias

Megan Fox defiende que su hijo se ponga vestidos

La actriz se siente muy orgullosa de que su hijo de seis años siga poniéndose la ropa que le viene en gana.

Megan Fox.
Megan Fox.

Redacción.

La actriz Megan Fox se siente muy orgullosa de la personalidad creativa de la que hace gala su hijo mayor Noah, que a sus seis años ya dibuja bocetos de moda y trata de reinventar los atuendos que luce su famosa madre en sus apariciones públicas. Ella siempre trata de fomentar su expresividad artística animándole, por ejemplo, a que diseñe disfraces como el de animador-zombie que se puso para el último Halloween o elija su propia ropa a pesar de que en ocasiones eso le convierte en el blanco de las burlas de otros niños.

Lea más: Katy Perry habla por primera vez de su papel de madrastra

"A veces se viste él solito y le gusta ponerse vestidos de vez en cuando. Yo le mando a una escuela muy liberal y hippie en California, pero incluso en un centro educativo como ese todavía hay otros alumnos que le dicen: 'Los chicos no deberían llevar vestidos' o 'los chicos no se ponen cosas de color rosa'", ha lamentado Megan Fox a su paso por el programa 'The Talk'.

Aunque jamás se le ocurriría intentar convencer a su retoño para que se vistiera de una manera concreta solo para adaptarse a ciertas convenciones sociales desfasadas, sí reconoce que desde hace tiempo su marido Brian Austin Green y ella hacen especial hincapié en la importancia de quererse a uno mismo sin importar lo que digan los demás como parte de la educación de sus tres retoños.

Lea más: Chris Hemsworth y Elsa Pataky se suman con sus hijos a manifestación para salvar el planeta

"Ahora mismo estamos lidiando con esa situación y estamos tratando de enseñarle a sentirse seguro de sí mismo. Pasó una temporada sin ponerse vestidos, pero hace un par de días llevó uno al colegio. Cuando volvió a casa le pregunté cómo había ido, si alguno de sus amigos había dicho algo al respecto, y me contestó: 'Bueno, todos los chicos se rieron cuando entré por la puerta, pero no me importa, me gusta