Viuda de hondureño que se quitó la vida tras ser separado de su hijo de tres años demanda a Gobierno de EEUU

El hondureño Marco Antonio Núñez murió en una cárcel de Estados Unidos

Marco Antonio Núñez.
Marco Antonio Núñez.

Houston, Estados Unidos.

Este lunes la viuda del hondureño Marco Antonio Núñez, originario Florida, Copán, zona occidente de Honduras, interpuso una demanda al Gobierno de Donald Trump responsabilizándolo de su suicidio, señala su sitio web El Nuevo Herald.

La esposa del extinto hondureño demandó al Gobierno y al condado Starr, en el sur de Texas, que operaba la prisión local donde falleció el copaneco y donde supuestamente se suicidó tras no poder superar que lo separarán de su hijo de tres años.

La organización activista Texas Civil Rights Project fue quien anunció la demanda interpuesta por la hondureña.

Señalaron que esta es la primera vez que se relaciona la política "Cero Tolerancia" aplicada el año pasado por el Gobierno de Trump y que fue suspendida tras fuertes críticas.

-Antecedente-

Marco Antonio Núñez (39) salió de la aldea Pueblo Nuevo la segunda semana, de mayo de 2018, junto con su esposa e hijo de tres años, huyendo de la crisis económica y en busca de un mejor futuro, lo que esperaban conseguir a través del tan ansiado “sueño americano”.

Lamentablemente el hondureño terminó perdiendo la vida en una cárcel de Texas, días más tarde. Esta no era la primera vez que Núñez emprendía la peligrosa aventura, en otra ocasión había probado suerte y logró pasar con éxito la frontera.

Durante unos diez años vivió en ese país del norte. Ahí conoció a su esposa, con quien procreó a su hijo mayor que actualmente tiene siete años y es ciudadano americano. A él, como tenía papeles, lo envío por avión una semana antes de su partida, con la promesa que pronto se reencontrarían, pero tristemente no pudo cumplir.

Como el más pequeño nació después de que regresaron a Honduras, que fue como en el año 2012, no tenía papeles y por eso se lo tuvieron que llevar con el coyote.

tumbabuena(800x600)
En este lugar fue enterrado el hondureño.

-Una vez en la frontera-

A la familia Núñez, la capturó la Patrulla Fronteriza el sábado 12 de mayo de 2018, y según el reporte, Toño, como le decían sus seres queridos, reaccionó molesto y agresivo durante su detención y posterior procesamiento. El reporte agrega que los agentes tuvieron que “emplear la fuerza física para quitarle al niño de sus brazos”.

La política del Gobierno de Trump, de aquel momento, “tolerancia cero en la frontera”, permitía la separación de las familias, lo que aparentemente le afectó mucho. Sorpresivamente, el siguiente día de la detención, un hermano de Núñez, quien vive en EEUU, se comunicó con sus familiares en Copán para informarles sobre el fatal destino de Toño.

-Previo a su muerte-

Según el reporte, un oficial llamado “Galván” procedió a intentar contener “al interno Muñoz, con el que se produjo una riña. El recluso fue removido del área de reserva y colocado en la celda acolchada aproximadamente a las 10:47 pm (hora de EEUU)”.

Añade que el “interno fue observado cada 30 minutos”, pero en el cambio de turno del siguiente día, domingo 13, fue encontrado por un agente ya sin vida.