Un fiasco compra de 140 ventiladores mecánicos

La mayoría están inutilizados porque llegaron incompletos y les faltan partes

Entretanto, los otros 740 respiradores adquiridos por Invest llegarán tardíamente
Entretanto, los otros 740 respiradores adquiridos por Invest llegarán tardíamente /

Tegucigalpa, Honduras.

La mayoría de los 140 ventiladores mecánicos marca Vivo adquiridos por el Gobierno de Honduras el mes pasado en Estados Unidos fueron un verdadero fiasco en vista que se encuentran inutilizados y en bodega por no ser aptos para pacientes con COVID-19.

A lo anterior se añade el hecho de que los otros 740 ventiladores adquiridos a precio de contado por Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) se entregarán por etapas en los subsiguientes ocho meses hasta completarlos en diciembre de este año, según información documental recabada por diario LA PRENSA.

El Gobierno a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) vendió la versión pública que estos 140 respiradores y 140 ventiladores, adquiridos por un valor no precisado, vendrían a resolver el déficit de esos aparatos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) del sistema sanitario; sin embargo, la millonaria y mediática compra resultó un verdadero fiasco.

LEA: CNA: Invest-H compró mascarillas sobrevaloradas por un monto de L57.5 millones

534.6
millones de dólares es el valor de los 740 ventiladores mecánicos adquiridos a Dimex, Sistemas e Imágnes Médicas y Grupo Técnico S de R.L.

En su momento, el primero en oponerse a esa compra fue el Colegio Médico de Honduras (CMH), al que luego se sumaron otros expertos que advirtieron que los aparatos comprados en EUA no reunían los requerimientos técnicos mínimos para atender a los enfermos de COVID-19.

El tiempo les ha dado la razón en vista que la mayoría de los respiradores y ventiladores no están siendo utilizados en los hospitales adonde fueron asignados, entre ellos el Instituto Nacional Cardiopulmonar del Tórax, que ha tenido que hacer acopio a donaciones y a los que ya tenía en existencia para atender los casos graves de coronavirus.

LA PRENSA conoció que muchos de los respiradores adquiridos en EUA llegaron incompletos y a otros les faltaban repuestos y partes vitales para su funcionamiento, por lo que no han podido ser utilizados y la mayoría se encuentran embodegados e inoperativos.

EQUIPO
Compra de ventiladores
El Gobierno de Honduras recibió el pasado 18 de marzo los ventiladores que fueron distribuidos en varios hospitales del país, pero que no están en funcionamiento.

Tras su arribo al país el 18 de marzo, los ventiladores fueron distribuidos en 13 hospitales de referencia en diversas regiones del país con casos confirmados de la enfermedad.

Entre los centros asistenciales figuran el San Felipe y el Tórax, en Tegucigalpa, Mario Catarino Rivas y el Leonardo Martínez, de San Pedro Sula, Hospital Atlántida, en La Ceiba, y Salvador Paredes, en Trujillo, Colón. JG Metodos de ventilacion(1024x768)

Salvavidas.

Los respiradores son necesarios porque se estima que aproximadamente un 5% de los enfermos de COVID-19 terminan padeciendo del llamado síndrome de distrés respiratorio del adulto (SDRA).

Estos pulmones artificiales garantizan la llegada del oxígeno a la sangre de dos maneras: proporcionándole al paciente más oxígeno que el disponible en el aire que lo rodea y funcionando como una bomba que puede vencer la resistencia de la membrana que le impide el paso del mismo.

Honduras, al igual que muchos países del continente, ha entrado en una carrera y en una dura competencia por resolver el enorme déficit de respiradores mecánicos en su precario sistema hospitalario para fortalecer sus unidades de cuidados intensivos, que han comenzado a verse saturadas por el ingreso de pacientes con insuficiencia respiratoria grave.

Inadecuados
Se advirtió que los respiradores era inadecuados para pacientes con neumonitis viral.

Inutilizados.

Consultado al respecto, Carlos Aguilar, exministro de Salud y neumólogo del hospital del Tórax, confirmó a diario LA PRENSA que los respiradores que fueron entregados a este centro asistencial especializado no están funcionando porque no son los adecuados para atender las emergencias de pacientes con COVID-19.

Aguilar explicó que esos no eran respiradores propiamente dichos, sino que otro tipo de dispositivos que los vendieron como respiradores. Dijo que el Hospital del Tórax recibió alrededor de 35 de estos aparatos, pero ninguno ha sido utilizado por los motivos antes mencionados.

“Hay un dictamen de la idoneidad de esos equipos y hay dudas sobre las condiciones en los que iban estos aparatos, aparentemente iban incompletos, les faltaban cables y sensores, entonces ahí hay un problema muy delicado que amerita una investigación”, dijo el reconocido profesional de la Medicina.

zc-ventiladores8-280420(800x600)
Marco Bográn, director de Invest, defendió la compra de estos aparatos y dijo que lastimosamente se llegó tarde al primer pedido por la demanda en el mercado mundial.

Aguilar indicó que en el país solo hay unos 120 respiradores mecánicos operativos en los hospitales públicos y privados y se requerirían unos mil ventiladores como mínimo para poder hacerle frente a la pandemia del COVID-19 en el país.

“Esta es una epidemia que va ascendiendo y es importante estar preparados, ojalá que no llegáramos a necesitarlos porque si me pregunta en este momento no está llena la unidad de cuidados intensivos; pero ese cálculo se hace con base en lo que se puede llegar a necesitar”, agregó.

Aguilar dijo que en Tegucigalpa, por ejemplo, se ha gozado de cierta suerte porque se ha tenido tiempo de prepararse con nuevos equipos de ventilación; pero ese tiempo se puede acabar si llegara a haber una explosión de casos y que los departamentos empiecen a remitir a sus enfermos a la capital. “Ahí sí puede haber un colapso en las unidades de cuidados intensivos en Tegucigalpa, por eso necesitamos esos mil respiradores a nivel nacional”, agregó.

Millonaria compra.

Además de estos aparatos, Invest también adquirió otros 740 ventiladores mecánicos por un valor de 21.6 millones de dólares, equivalentes a 534.6 millones de lempiras; sin embargo, los dispositivos serán entregados en etapas a partir de junio de este año hasta completar la entrega en diciembre.

Las empresas favorecidas fueron Dimex Médica con 240 ventiladores por un valor de 5.8 millones de dólares, Sistemas e Imágenes Médicas con 300 ventiladores por un costo de 9.1 millones de dólares y 200 ventiladores más a la sociedad Grupo Técnico por un valor de 164.4 millones de dólares. Dos de los proveedores se comprometieron a hacer las primeras entregas de los aparatos entre junio y diciembre de 2020 en forma parcial, y una de ellas se comprometió a hacerlo en junio próximo. La mayor parte de estas compras se hicieron en forma directa y sin proceso de licitación pública, amparándose en el Decreto 33-2020 aprobado por el Congreso Nacional el mes anterior. Invest también es la responsable de la polémica compra de siete hospitales móviles por un valor de 1,174 millones de lempiras, que la Embajada de Turquía desmintió que hubiesen sido comprados en su país o a alguna de sus empresas.

Marco Bográn, director de Invest, defendió la compra de estos aparatos y dijo que lastimosamente se llegó tarde al primer pedido por la demanda en el mercado mundial, pero aseguró que varios proveedores se contactaron con el Gobierno para informar que adelantarán los envíos antes de diciembre.

Invest-H niega contratación onerosa de dos consultores

-Marco Bográn, director de esa institución, indicó que se adelantó el envío de 740 ventiladores mecánicos

El director de Invest-H, Marco Bográn, negó ayer la irregular contratación de asesores con jugosos salarios en esa institución, luego que LA PRENSA publicara la contrata de personal con altos estipendios con fondos de la emergencia.

Bográn dijo que los dos consultores que fueron incorporados a Invest para asesorar la instalación de los siete hospitales móviles son profesionales con alta experiencia en adquisición de equipos biomédicos y en arquitectura de hospitales.

Asimismo, el funcionario, cuya institución ha estado en la picota pública por compras catalogadas como irregulares, dijo que la adquisición de respiradores mecánicos se hizo con base a la oferta existente en el mercado y que la compra de ventiladores Vivo no las hizo Invest.

La Prensa