Mueren cinco sospechosos de coronavirus en San Pedro Sula

Los cuerpos fueron trasladados a una fosa común para sepultarlos.

Foto referencial de la sala habilitada para pacientes con coronavirus en el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula.
Foto referencial de la sala habilitada para pacientes con coronavirus en el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula.

Tegucigalpa, Honduras

Cinco pacientes sospechosos de coronavirus fallecieron este martes en San Pedro Sula y fueron trasladados a una fosa común del cementerio Los Laureles.

Los cuerpos fueron retirados con el protocolo de bioseguridad del hospital público Mario Catarino Rivas en carros fúnebres.

También este martes el Gobierno de Honduras confirmó dos nuevas muertes por lo que se elevaron a nueve el número de víctimas mortales por la pandemia del coronavirus en Honduras.

Según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), hasta ahora van 141 casos positivos de Covid-19.

Los últimos muertos por coronavirus eran hombres, de 21 y 36 años, residentes en San Pedro Sula. Ambos casos se reportan en el departamento de Cortés, en el norte de Honduras, que ahora suma en total 81 pacientes positivos de coronavirus.

Del total de pacientes con coronavirus, 103 no presentan complicaciones, se encuentran en aislamiento domiciliario y están siendo evaluados. De los 141 casos positivos, 38 están hospitalizado, de los cuales 35 están "condición de salud estable" y tres "en estado de gravedad", según las autoridades.

Los primeros tres decesos por Covid-19 en el país se reportaron entre los días 25 y 28 de marzo.

Las autoridades hondureñas han establecido mecanismos de control en todos el país, donde el domingo fue extendido el toque de queda y la alerta roja durante catorce días más para tratar de frenar el contagio del virus.

El Gobierno además ha ordenado el cierre de sus fronteras terrestres, aéreas y marítimas, los comercios que no sean de primera necesidad y los centros educativos en todo el país, donde en las últimos días han sido detenidas más de 200 personas por incumplir las medidas.

La Prensa