29/09/2023
01:51 AM

Transformar activos en tokens: una revolución para la economía

  • 12 septiembre 2023 /

En 2030 el 10% del PIB global estará tokenizado o almacenado en blockchain. Esta tecnología realiza la representación virtual de activos como bienes raíces, materias primas, carteras de crédito colocadas, facturas, garantías bancarias, títulos de valor e incluso dinero fiduciario en tokens

Honduras. La tokenización de activos ha emergido como una disruptiva e innovadora tendencia que está transformando la manera en que concebimos y gestionamos la propiedad de activos tangibles y financieros. El Foro Económico Mundial estima que la tokenización de activos ilíquidos (que no se pueden vender de inmediato) abarcará 16 billones (trillones) en 2030, esto equivaldrá al 10% del PIB mundial.

Esta tecnología es la representación virtual de un activo tangible o intangible sobre la Blockchain (cadena de bloques), permitiendo su fácil división, así como su intercambio o transaccionalidad. En este sentido, los tokens son representaciones digitales de activos del mundo real (tangibles o intangibles), por ejemplo, una moneda de un país, puntos de lealtad o una escritura de una casa, obras de arte, materias primas que se digitalizan en la Blockchain para poder ser transaccionados y favorecer su intercambio.

Estos activos heredan las propiedades de la blockchain y se pueden habilitar para utilizarse como medio de pago. La integración de este concepto al sistema financiero crea rieles que posibilitan pagos multiactivos, convirtiendo las tenencias del sistema financiero en líquidas. Una vez digitalizado, el bien puede moverse dentro del ecosistema creado, a costos mucho menores que los transaccionales del sistema tradicional.

“En este sentido, la adopción de la tokenización en entidades financieras puede reducir los costos asociados con la intermediación y las transacciones, lo que podría hacer que los servicios financieros sean más asequibles, brindar una mejor experiencia a los usuarios de los bancos, por ejemplo, e incluso facilitar la oferta de nuevos productos financieros a mercados que aún no han sido captados o que no están bancarizados”, comentó Leo Elduayen, CEO y Cofundador de Koibanx, empresa líder en la tokenización de activos sobre blockchain para el sector financiero de América Latina.

Otro ejemplo es la tokenización de instrumentos financieros y su habilitación como medio de pago. Desde atomizar y programar la emisión de fiducias y sus reglas para ser liquidadas y suscriptas, hasta la tokenización de facturas de crédito o “documentos por cobrar” para permitir un crowdfunding de este de manera transparente y parametrizada. Ambos son casos de uso que Koibanx llevó a cabo con aseguradoras como Río Uruguay o el Banco de Valores en Argentina y que están explorando en México y Centroamérica. La compañía ha tenido un crecimiento sostenido y ya contabiliza más de 1 billón de dólares en activos tokenizados, colaborando con más de 20 instituciones financieras, empresas fintech, aseguradoras y entidades gubernamentales.

Esta tecnología está democratizando el acceso a oportunidades de inversión y redefiniendo la forma en que interactuamos con los activos financieros. En un mundo en constante cambio, la tokenización emerge como un catalizador de transformación para todos los sectores.

Según un reporte del Banco Central de Honduras, ha habido experimentos con tokenización de activos como bonos y acciones. La tokenización de depósitos se contempla en el área del dinero digital, ya que estos tokens se crean mediante la conversión de depósitos bancarios en un pasivo negociable del banco comercial. Como todos los tokens, pueden programarse y usarse en transacciones complejas como pago contra entrega.

Además, hay una tendencia en mejorar la interoperabilidad entre los diferentes elementos de los sistemas de pago existentes en Honduras, así como desarrollar la capacidad de pago instantáneo. También podría incluir la implementación de Banca Abierta, que mejora la competencia en la provisión de servicios financieros, incluso en los servicios de pago. La tokenización es un gran aliado en este sentido, ya que permite ofrecer privacidad de los datos sensibles de los usuarios al compartir información entre entidades bancarias, manejando solo un número identificador, en lugar de abrir nombres de usuarios, números de cuenta, etc.

Según un análisis de Visa entre más de 8.600 emisores y 800.000 comercios, hubo una reducción del 28 por ciento en los índices de fraude y un aumento del 3 por ciento en los índices de aprobación gracias a los tokens. Dando como resultado que los comercios tienen más ventas y, a la vez, ahorran en gastos relacionados con fraude.

Los avances en la tecnología están cambiando la forma en que se crean y proveen los servicios financieros, incluyendo el dinero y los pagos. La adopción de nuevas tecnologías estimula una mayor innovación y crecimiento económico en el país, lo que puede dar como resultado una mayor inclusión financiera.

En la actualidad, la tokenización no solo es una tendencia, sino un movimiento que está ganando impulso en todo el mundo. En el próximo año, se espera ver un mayor desarrollo y aceptación de esta tecnología en Honduras y en la región en general. La educación, la regulación y la colaboración serán pilares clave para aprovechar plenamente los beneficios que la tokenización puede brindar a la economía local.

“La tokenización de activos avanza rápidamente. Los bancos y entidades financieras se definen cada vez más como participantes de un ecosistema en colaboración con las fintechs que proveen estas soluciones y no como compradores o clientes tradicionales de productos tecnológicos. Estos factores permiten un escenario en donde contar con un layer tecnológico que interopere, que transparente, que garantice la emisión y el manejo de diferentes activos sin alterar las relaciones de poder/competencia entre oferentes de productos financieros se convierte en algo cada vez más importante”, concluyó Elduayen.