San Pedro Sula, Honduras.

Tras dos rondas de negociaciones oficiales entre las autoridades de Corea del Sur y Centroamérica, todo apunta a que el tratado de libre comercio (TLC) entre ambos bloques es factible y provechoso para cada uno de los involucrados.

Centroamérica tiene interés en exportar a Corea del Sur azúcar refinada, café, banano, productos de carne bovina, frutas tropicales y otros productos agrícolas, así como minerales.

Por su parte, Corea del Sur pretende facilitar la exportación a la región centroamericana de vehículos, autopartes, productos de alta tecnología electrónica, productos de hierro y acero.

“Honduras se vería muy beneficiado si aprovecha las ventajas tecnológicas y el enorme avance de Corea del Sur, no solo en textiles, sino en campos como telecomunicaciones y otras aéreas en las que se ha visto un crecimiento de las inversiones”, considera Efraín Corea, vicepresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE).

La tercera ronda se realizará en febrero próximo en una Estados Unidos. Esperan firmar el TLC en diciembre de 2016.

La balanza comercial en 2014, fue deficitaria para Centroamérica, que exportó a Corea del Sur $342 millones e importó $1,396 millones.

Foto: La Prensa



Expectativa

Maynor Velásquez, gerente de la Asociación de Productores Bananeros Nacionales (Aprobana), refiere que a nivel de productores independientes se vislumbran buenas oportunidades de negocios para ampliar el número de países a los que se exporta la fruta.

“Si hubiesen mejores oportunidades para la exportación, estamos anuentes a ver nuevos mercados más allá de Centroamérica y Estados Unidos. Quizás la distancia sea un impedimento, pero si la exportación naviera es viable considerando la vida verde del banano debido a los buenos incentivos, es muy posible considerar nuevos mercados”, asegura.

La mayor parte de las frutas tropicales de Honduras son consumidas a nivel regional y con muy poco volumen para mercados como el de la Unión Europea, tal el caso de los melones y las sandías.

Diálogo

En la segunda ronda de negociaciones, celebrada la semana pasada en San Salvador, El Salvador, se abordó por primera vez sobre acceso a mercados, reglas de origen, obstáculos técnicos al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, defensa comercial, asuntos institucionales, solución de controversias, procedimientos aduaneros y facilitación del comercio.

Corea del Sur, la cuarta economía asiática, es un país céntrico, porque conecta China y Japón. Además, se ha convertido en el primer país que tiene suscrito el TLC con los principales bloques económicos del mundo.