22/09/2022
12:09 PM

Más noticias

Propone fijar en L11 el litro de leche para productores

Desde hace varias semanas, productores están protestando para que los procesadores les otorguen un aumento. Reciben L10 por litro.

TEGUCIGALPA

Ante la falta de acuerdos entre los productores de lácteos y los procesadores artesanales para fijar un precio para la venta del litro de leche de corral, la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) sugirió un precio de L11 por litro durante los meses de junio y julio de 2022.

Laura Suazo, ministra de la SAG, explicó que en reunión con la Secretaría de Desarrollo Económico y Senasa, se determinó por la necesidad de revisar el precio y la falta de acuerdos entre los sectores, acordar con base en diversos estudios de referencia “sugerir el precio de L11”, dijo.

Los productores de leche señalan que los costos para producir un litro de leche es de L12.50 debido a la inflación. El precio de venta actualmente es de L10, que se había fijado en un acuerdo realizado en agosto de 2021.

Problema

Los pequeños y medianos ganaderos solicitaron un incremento de L5 en el litro de leche. En Olancho, los productores en protestas piden un incremento del 30%, mientras que los procesadores de lácteos señalaban que el aumento del precio debía ser del 15% para que el impacto para los consumidores no sea elevado.

La SAG informó que durante los dos meses donde se fija el precio se hará un estudio sobre los costos de producción de la cadena, y la misma se hará con los productores y los procesadores.

Los resultados del estudio servirán como referencia para una negociación futura.

La secretaría también pidió emitir un listado de precios máximos sugeridos para productos lácteos al consumidor final por 30 días, prorrogables 30 días más.

Junto a la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) y la SAG se vigilará para el cumplimiento del acuerdo de establecimiento de precios máximos al consumidor para productos lácteos y el cumplimiento del convenio de negociación de compraventa de leche en corral entre productores y plantas procesadoras.

Otro de los puntos que se señalaron es que se deberá dar seguimiento al contrabando de lácteos con países fronterizos, así como revisar las importaciones de leche en polvo, junto con las solicitudes de contingentes de desabasto presentados por la industria procesadora.

El último punto del acuerdo de la SAG señala que se desarrollará un programa de acompañamiento técnico para los productores y procesadores de lácteos que hay en el país.