19/04/2024
11:41 AM

Palmeros se unen para fortalecer la industria

  • 10 marzo 2016 /

San Pedro Sula, Honduras.

Más ejecutivos de las empresas están convencidos que las certificaciones son la clave para asegurar sus productos en el mercado internacional.

La palma aceitera hondureña no es la excepción y por eso Aceites y Derivados S.A (Aceydesa) es una de las dos empresas en Honduras en haber logrado la certificación RSPO (Mesa redonda sobre aceite de palma sostenible, por sus siglas en inglés).

“El certificarse es una necesidad urgente porque los compradores internacionales han decidido establecer esta metodología para seguir comprando el aceite de Honduras. Por lo tanto, es prácticamente una necesidad y una obligación el llegar a converger en este tema”, refiere Marco Tulio Figueroa, gerente general de Aceydesa.

Esta empresa forma, junto a ocho más, la Asociación Industrial de Productores de Aceite de Honduras (Aipah). Los otros socios son: Coinsu, Palcasa, Hondupalma, Asapalsa, Cooperativa Salamá, Palmasa, Honducaribe y Coapalma.

“Estas empresas se unieron para mejorar la industria de la palma, logrando mejores ofertas, incentivos con la empresa privada, mejores políticas públicas y una mejor relación con los productores”, dice Claudia Amaya, directora ejecutiva de la Aipah.

La asociación produce cada año 400,000 toneladas de aceite de palma hondureña, esa cifra incluye a Dinant.

“La creación de Aipah es a raíz que todos vendíamos por separado y ahora compramos fertilizantes y vendemos nuestro producto unido”, indica Víctor García, presidente de la Aipah.

Valor agregado

Algunas de las empresas de la Aipah ya producen energía renovable a base de biomasa o biogás.

“Está en construcción otro proyecto de biocombustibles que será una fábrica de vitaminas a base de palma”, relata Claudia Amaya.

Estas estrategias traen un beneficio adicional no solo a las empresas, sino que las políticas amigables con el ambiente que ejecutan se traspasan a las comunidades donde se encuentran.

A nivel nacional, la palma hondureña es el tercer producto de exportación de la agroindustria con 175,000 hectáreas para producción.