Tegucigalpa, Honduras.

El resultado final del proceso de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se conocerá en dos semanas, y lo dará a conocer el presidente Juan Orlando Hernández.

La meta del Gobierno es que a más tardar el 10 de noviembre apruebe el directorio del Fondo Monetario una Carta de Intenciones para un período de tres años.

El programa permitiría al Gobierno acceder a un préstamo de 170 millones de dólares para apoyo presupuestario, lo que reduciría la presión para la contratación de más deuda, la que ascendió a 7,857 millones de dólares a junio de 2014. También se mejoraría la calificación de riesgo país.

Estos desembolsos están sujetos a revisiones trimestrales de las metas indicativas establecidas en los programas, para asegurar su cumplimiento, según las reglas del FMI.

La duración es flexible y generalmente abarca un período de 12 a 24 meses, pero no mayor de 36 meses.

Si no se llega a un acuerdo no se contará con recursos para el cierre fiscal 2014 y tendrían que aplicarse una serie de ajustes que llevarían a una alza de las tasas de interés, con significativas repercusiones en la inversión.