Tegucigalpa. Entre enero y abril de este año, Honduras recibió unos $1,057.5 millones en remesas familiares.

El incremento en el flujo de estos recursos, enviados principalmente por hondureños residentes en Estados Unidos, representó un crecimiento de 7.9% en relación con el mismo período de 2013, informaron las autoridades.

El dinero enviado en los primeros cuatro meses de 2014 superó en $77.5 millones al de ese mismo período de 2013, cuando sumó 980 millones, indicó en un reporte el Banco Central de Honduras (BCH), organismo que rige la política monetaria hondureña. Según el BCH, solo en abril pasado, el país recibió 353.7 millones de dólares; se superaron los 248.9 millones de marzo.

El año pasado, las remesas sumaron $3,120.5 millones, un 7.9% encima del nivel de 2012, cuando ascendieron a 2,891.8 millones.

Las remesas son la principal fuente de divisas para Honduras, por encima incluso de exportaciones como el café, los productos maquilados, el camarón y otros.

Cerca de un millón de hondureños residen en Estados Unidos, de donde procede la mayor parte de las remesas, aunque también se registran envíos procedentes de Canadá, España, México e Italia, entre otros países.

El aumento de las remesas se explica en parte por la mejora en la economía del país norteamericano, que ha reducido consistentemente sus tasas de desempleo.

El crecimiento de las remesas se volvió lento en los años que siguieron inmediatamente a la crisis financiera de 2008, cuando buen número de compatriotas quedó de pronto sin empleo, dejaron de hacer envíos o redujeron la frecuencia y el monto de estos.