Más noticias

Empresarios y trabajadores dejan en manos del Gobierno aumento al mínimo

El sector empresarial está a la espera de que la Secretaría de Trabajo convoque a la mesa, señala Rafael Medina. Dirigencia obrera considera que el aumento debe ser para todos los trabajadores por la crisis.

TEGUCIGALPA

Luego de dos meses de haber suspendido las reuniones en la mesa tripartita del salario mínimo, empresarios y trabajadores esperan que el Gobierno defina de una vez por todas el ajuste que debió entrar en vigor en enero pasado.

Los representantes de la empresa privada y de los trabajadores mantienen sus posiciones; los primeros piden no aprobar un aumento generalizado, pero la clase obrera lo exige para todos.

Las autoridades de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS) hace dos meses que no convocan a reunión de la mesa del salario mínimo. Los obreros consideran que la negociación está agotada, por lo que ahora le corresponde al Gobierno convocar o tomar una decisión sobre el aumento.

“La ley ya establece con claridad cuando no hay acuerdo. Estamos a junio, más bien entre más se extiende, más expectativas genera, por lo tanto, ya que el sector privado no cambió su posición, en el marco de la ley, lo debe resolver el Gobierno”, dijo Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores (CGT).

Para José Luis Baquedano, directivo de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (Cuth), la falta de convocatoria es “un desprecio para los trabajadores” por parte del ministro (Olvin Villalobos), quien “ha llegado a un grado de irresponsabilidad”.

Mientras que el representante del sector empresarial, Rafael Medina, dijo que “nosotros estamos esperando que el secretario de Trabajo convoque. Estamos dispuestos a reunirnos las veces que sea necesario”. Reiteró que la posición del sector privado sigue siendo velar por el mantenimiento y la recuperación de los empleos, a la vez que argumentó que “no se han recuperado los empleos, estamos en calamidad todavía”.

Algunos analistas consideran que revisar los salarios es un tema sensible debido a que 2021 es un año político y de crisis económica. En ese sentido, se recomienda llegar a un acuerdo en beneficio de ambas partes para evitar un conflicto social, pues los obreros no descartan salir a las calles a exigir su derecho.

No obstante, también advierten que no habrá una reactivación económica si no hay dinero en manos de los trabajadores para el consumo.