08/12/2022
03:37 PM

Más noticias

El 28% de los negocios del país operan en el sector informal

  • 12 junio 2014 / 02:06 AM /

San Pedro Sula, Honduras.

El comercio informal se acrecenta cada día. Un 28% de las micros, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) operan sin estar constituidas legalmente, según el informe denominado Diagnóstico Sectorial de la Mipyme en Honduras, que realizó el año pasado la Secretaría de Industria y Comercio (SIC).

El documento reza que solo el 72% de los negocios cuenta con Registro Tributario Nacional (RTN). La mayoría de estos se encuentran en el rango de microempresas.

La cifra es mucho menor en las zonas rurales, adonde el 51% de los negocios trabaja sin permiso de operación.

Del total de las microempresas que existen a nivel nacional un 23% de ellas funciona en la vivienda del dueño y un 17% comparten electricidad entre la casa y su negocio.

El estudio indica también que por cada 10 mipymes fijas existen tres vendedores ambulantes.

Cifras podrían ser más altas

Pese a las cifras del informe, muchos expertos se atreven a decir que el volumen de negocios que opera en el sector informal supera a los que trabajan legalmente.

Lenin Palencia, economista y banquero, explica que una de las razones que ha provocado el crecimiento de la economía informal es el problema de desempleo que se vive en el país. Según reportes del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay 2.1 millones de hondureños con problemas de empleo.

“En la medida que se agudiza el nivel de desempleo, crece el comercio informal por la necesidad de subsistencia que tienen muchas familias que al no tener ingresos terminan vendiendo la comida, accesorios, ropa, entre otros”, indica Palencia.

Agobiantes impuestos

Muchas empresas han emigrado del sector formal al informal, debido a los constantes aumentos a las tasas de los impuestos y la creación de nuevos tributos.

“En la medida en que crezcan las tasas de impuestos por seguridad, impuesto sobre ventas, entre otros, la cifra de empresas que no paga tributos se elevará. Los negocios buscarán evitar las tasas impositivas y sobrevivir a la crisis.

En los últimos 24 meses el comercio informal ha estado en constante crecimiento, representando una competencia desleal para las empresas que sí están legales y eso tampoco es justo, porque va en contra de la economía de estas compañías”, refiere Lenin Palencia.

Los impuestos

Juan Carlos Valerio, presidente de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih), sostiene que si todas las empresas aportaran impuestos al Estado, las cargas impositivas no serían tan altas para las que en este momento sí lo hacen.

“Si todos pagáramos tributos, el dinero que se recibiría sería suficiente para que el Gobierno realice proyectos, pero lamentablemente muchos empresarios dicen que como no ven la inversión del dinero que pagan en impuestos, entonces no seguirán pagando.

Creo que el problema es más complejo de lo que se ve. Lo que sí tenemos claro es que el Estado debe analizar si las empresas tienen la capacidad para sobrellevar los aumentos”, dice Valerio.

El empresario animó a los dueños de los negocios que operan de forma ilegal a registrar sus empresas para que puedan tener la oportunidad de crecer.

“Las desventajas de las empresas que no están registradas son grandes porque ellas no tienen acceso a financiamiento y como no pertenecen a ninguna organización nunca reciben capacitaciones para crecer, lo que estanca los negocios y se convierte en una forma de subsistencia”, manifiesta.

Rómulo Rodezno, director del Centro de Desarrollo Empresarial de la Mipyme del Distrito Central, dijo que la recaudación de impuesto sobre la renta ha disminuido en L1,000 millones. “La Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) ha dicho que cada año es más elevada la cifra de impuestos que se evaden”.

Rodezno aseguró que el sector formal está en decadencia por el acaparamiento que ha tenido el comercio ilegal en la zona.