15/08/2022
07:48 PM

Más noticias

EEH pretende arrancarle más de $1,000 millones a la Enee

La empresa colombiana ganó una licitación internacional por siete años, pero no ha logrado cumplir con la reducción de pérdidas en cuatro años de contrato.

    TEGUCIGALPA.

    Mientras las finanzas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) siguen en caída libre, la concesionaria Empresa Energía Honduras (EEH) advierte que el Estado deberá pagarle 650 millones de dólares si se llega a una demanda internacional por rescisión de contrato.

    El gerente de la EEH, Ricardo Roa, aclaró que no son 400 millones de dólares, sino 650 millones los que debería pagarle Honduras. Estos serían casi 16,000 millones de lempiras, si cancelan el contrato de forma unilateral. La cifra equivale al presupuesto anual de Salud.

    En una demanda eso podría pagar el Estado, incluyendo los cerca de 400 millones de dólares que EEH afirma le deben, aunque el interventor de la Enee, Gabriel Perdomo, asegura que solo son 30 millones de dólares lo adeudado.

    Ambos sectores se culpan uno al otro de incumplimientos de contrato. EEH alega que el Estado no le ha pagado lo establecido en el contrato y los interventores argumentan que no se han reducido las pérdidas, pero tampoco se sientan a resolverlo, señalan analistas.

    Las pérdidas

    Pagar para perder menos es rentable, pero pagar para perder más resulta ilógico, opinan analistas en energía y economistas al referirse al contrato de reducción de pérdidas que maneja EEH.

    El contrato otorgado a la Empresa Energía Honduras (EEH) tiene una vigencia de siete años, de los que ya van cuatro. En los siete años —es decir, para 2023— la EEH deberá reducir las pérdidas desde 31.95% a 15%, o sea casi 17% para el cierre del contrato.
    A pesar de que EEH tiene casi cuatro años de operar, las finanzas de la Enee en lugar de mejorar empeoran tomando en cuenta las cifras de pérdidas, mora y deuda registradas a junio. Las pérdidas de energía acumuladas, que hace cuatro años eran de 31.95%, a junio siguen en 31.49%, lo que en un año equivale a más de 10,800 millones de lempiras. Por ejemplo, solo en junio las pérdidas se elevaron, ya que la Enee compró 749.9 gigavatios hora y solo recibió pago por 462 gigavatios. Significa que dejó de percibir 287.8 gigavatios, o sea, 38.38%.

    Mientras que la mora subió 1,700 millones de lempiras en los últimos dos meses. En tanto, la deuda de la Enee con los generadores sumó 15,890 millones de lempiras al mes de mayo.

    Todo se resume en que la estatal eléctrica cada mes paga más de lo que recibe por la energía que vende y de esa forma ninguna empresa puede operar, a criterio de economistas.

    Los efectos

    ¿Cómo les afecta esta situación a los hondureños? La expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Liliana Castillo, considera que “ese contrato solo generó más gastos para el gobierno y beneficios para los socios de la empresa y nadie hace nada para hacer cumplir dicho contrato”.

    Castillo explica que la situación de la Enee afecta a los hondureños porque el Estado es el aval y debe endeudarse para pagar a los generadores y asumir todas las pérdidas. Esto presiona más el presupuesto, ya que se sacrifican inversiones para reducir la pobreza, mejorar la educación o la salud por destinar más para cubrir las ineficiencias de la Enee.

    El llamado que hacen tanto economistas como representantes del sector privado es que busquen un acuerdo para renegociar o cancelar el contrato, donde prime la seguridad jurídica y los intereses de todos los hondureños. Sin embargo, ambos sectores afirmaron que están preparados para defenderse en un tribunal si no queda otra salida.