23/05/2024
12:49 AM

Precios globales de productos básicos se estabilizan

  • 30 abril 2024 /

Para el BM, la estabilización de los precios de los productos básicos y los conflictos geopolíticos podrían poner freno a la disminución inflacionaria registrada en los dos últimos años.

Tegucigalpa

Los precios mundiales de los productos básicos se están estabilizando tras la abrupta caída que fue decisiva para que se redujera la inflación general de 2023, por lo que los bancos centrales podrían tener dificultades para bajar las tasas de interés, según informó el Banco Mundial (BM).

En su informe más reciente, titulado “Commodity Markets Outlook” o “Perspectivas de los mercados de productos básicos”, el BM señala que un estallido importante del conflicto en Oriente Medio podría poner freno a la disminución inflacionaria que se ha registrado en los últimos dos años.

El organismo multilateral explicó que entre mediados de 2022 y 2023, los precios mundiales de los productos básicos se desplomaron casi un 40%, lo que contribuyó a impulsar la reducción de la inflación mundial en 2 puntos porcentuales.

No obstante, desde mediados de 2023, el índice de precios del Banco Mundial se ha mantenido.

Entre los productos básicos medidos por el BM están: soya, trigo, maíz, avena, cebada, algodón, jugo de naranja, café, azúcar, cacao. Energías: petróleo crudo, gasolina, gas natural. Entre los metales está el oro, plata, cobre. También el ganado bovino, ganado porcino, manteca, leche.

Economistas del BM explican que “si no se produce un nuevo recrudecimiento de las tensiones geopolíticas, los precios de los productos básico caerán un 3% en 2024 y un 4% en 2025.

Para el economista en jefe y vicepresidente senior del Grupo Banco Mundial, Indermit Gill, la inflación mundial “no ha sido derrotada y una fuerza clave para bajarla es la caída de los precios de los productos básicos”.

Gill dijo que, con base en los precios actuales, se prevé que las tasas de interés podrían seguir siendo más altas de lo esperado durante este año y el próximo.

“El mundo se encuentra en un momento vulnerable: una crisis energética grave podría socavar gran parte de los avances logrados en la reducción de la inflación en los últimos dos años”, expresó.

Añadiendo que las fuertes tensiones geopolíticas han apuntalado el precio del petróleo y de muchos otros productos básicos esenciales, aun cuando el crecimiento mundial se ha desacelerado.

El precio del petróleo crudo Brent, por ejemplo, subió a $91 el barril a principios de este mes, casi $34 por encima del promedio de 2015-19, según el Banco Mundial.

Mientras que Ayhan Kose, director de Perspectivas del BM, subrayó que “está surgiendo una divergencia sorprendente entre el crecimiento mundial y los precios de los productos básicos”.

“A pesar de que el crecimiento mundial se muestra relativamente más débil, es muy probable que los precios de los productos básicos se mantengan en 2024-25 más altos que en los cinco años previos a la pandemia de covid-19”, expuso.

Kose indicó que se prevé que estos desafíos geopolíticos impulsen los precios del oro, una opción popular entre los inversores, registrando un valor récord en 2024.

El informe señala que una escalada del conflicto en Oriente Medio también podría subir los precios del gas natural, los fertilizantes y los alimentos, ya que el 20% del comercio mundial de gas natural licuado transita por el estrecho de Ormuz y si se interrumpiera la provisión del gas, los precios de los fertilizantes también aumentarían de manera considerable, lo que probablemente elevaría los precios de los alimentos.

El informe también contiene una sección especial en la que se evalúan los resultados de cinco enfoques bien conocidos utilizados para pronosticar los precios de tres productos básicos clave: el petróleo crudo, el cobre y el aluminio.

El escrito concluye que todos ellos adolecen de ciertas deficiencias, pero que ofrecen también importantes ventajas. En consecuencia, se sugiere que los pronósticos son más precisos cuando reflejan una variedad de enfoques analíticos... y una buena dosis de criterio.

En un panorama alentador, el BM prevé que los precios de los fertilizantes caigan un 22% en 2024 y un 6% en 2025, no obstante, estas perspectivas podrían ser afectadas por conflictos geopolíticos.