"

San Pedro Sula, Honduras.

Comenzamos con el concepto de sostenibilidad, que es entendida como la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras, garantizando el balance entre el crecimiento económico, el cuidado del ambiente y el bienestar social, es decir, los tres pilares del desarrollo sostenible.

Todos los días, debemos enfrentar desafíos que impiden que nuestras compras, proyectos, negocios y vida, sean sostenibles.

Las organizaciones cada vez más adoptan modelos de negocios responsables, éticos y con propósitos que hagan frente a la exigencia tripartita del desarrollo sostenible.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), aquella herramienta de negocio que integra armónicamente a la estrategia empresarial, el respeto por los valores éticos, las personas, la comunidad y el ambiente, más allá de agregar valor y competitividad al negocio, debería ser parte del ADN de la empresa, mostrando coherencia en sus políticas y valores organizacionales, para tomar mejores decisiones, actuar con las diferentes partes interesadas y que aporten transparencia a sus operaciones.

A la implementación de la RSE se le agrega la sostenibilidad, con la finalidad de generar más impactos positivos y encontrar los resultados a largo plazo a favor del negocio y sus partes interesadas, contribuyendo a un mundo mejor.

Ese mundo mejor que tiene mayores exigencias cada vez, sin embargo, tanto los gobiernos y las comunidades como las empresas han respondido al reto de la sostenibilidad en alguna medida.

En el siglo XXI hemos visto cómo los gobiernos, la sociedad civil y las empresas han desarrollado alianzas con el fin de crear nuevas estrategias para incrementar el bienestar humano dentro del planeta, asimismo, hemos observado el reverdecimiento de algunos negocios. Hoy en día, estamos consientes como sociedad sobre la problemática ambiental y social.

Los problemas del ambiente y del desarrollo están estrechamente vinculados, las demandas humanas sobre la naturaleza aumentan en todas partes, el problema de la pobreza persiste y sus implicaciones son sumamente graves.

La velocidad del cambio ambiental es rápida e incrementa todos los días y estamos consumiendo los recursos naturales vorazmente, agotando la capacidad de sostener la vida humana su calidad.

¿Qué se necesita para tomar el desafío como organización y avanzar en sostenibilidad?

Primero, el compromiso de la alta dirección. Es importante que las decisiones prioritarias de sostenibilidad vengan desde la cabeza, para lograr la comprensión conjunta e involucramiento de su público interno y externo.

Segundo, tener una clara visión de la gestión del talento humano diverso e inclusivo, que permita conocer diferentes perspectivas sobre las mejoras de nuestros programas en el tema de sostenibilidad.

Tercero, trabajar con nuestra cadena de valor, con el fin de educar, ser un ejemplo para los proveedores, distribuidores, entre otros, y enseñarles sobre las exigencias alineadas a nuestra estrategia de sostenibilidad.

Cuarto, crear alianzas estratégicas, porque no podemos trabajar aisladamente, podemos reforzar el trabajo en equipo y evitar la duplicidad de esfuerzos por un mismo propósito.

Quinto, lograr realizar una medición de lo que hacíamos antes y lo que hacemos hoy, para monitorear las buenas acciones y cambiar las que no estén dando resultado.

El actual dilema global presenta grandes riesgos, pero también excelentes oportunidades.

La globalización social y cultural es rápida, pero permite el intercambio cultural. Comencemos un debate nuevo sobre el desarrollo, la economía, la equidad y el ambiente que aborde necesidades humanas como aspiraciones de todas las partes interesadas.

Hablemos de resiliencia, es decir, la capacidad de recuperación, de bienestar humano, de alianzas para el cambio.

Bruce Burdett
Es presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse). Posee un doctorado en Nutrición Animal de la Universidad de Reading, Reino Unido. Por más de dos décadas fue presidente de Cargill Centroamérica.

"