El futuro del trabajo después de la pandemia de Coronavirus

Los jóvenes serán los más afectados dentro del mercado laboral en los próximos años.

Los trabajos tecnológicos con orientación al desarrollo de páginas web, análisis de datos, protección de la información, son una tendencia para el futuro.
Los trabajos tecnológicos con orientación al desarrollo de páginas web, análisis de datos, protección de la información, son una tendencia para el futuro. /

San Pedro Sula, Honduras.

La llegada del coronavirus ha impactado en la vida como la conocíamos. Además de reflejarse en los sistemas de salud, también está cambiando la forma en cómo se hacen las cosas en el mundo laboral.

Pero, ¿qué pueden esperar los que trabajan después de la pandemia? Muchos expertos hablan de una nueva normalidad a partir de la automatización y el teletrabajo.

Un análisis de la agencia técnica Hal Company detalla que el COVID-19 cambió las formas de producción, las búsquedas laborales, situaciones sociales y económicas. En ese sentido, la revista Harvard Business Review manifiesta que las personas que tengan la capacidad de abrazar la incertidumbre, la ambigüedad y la ambivalencia se destacarán.

Dada la situación, Hal Company publicó un análisis de cuáles pueden ser los perfiles más buscados después de la pandemia, cuando no solo destacan los técnicos y profesionales del segmento software y servicios 4.0, sino de otros, como biotecnología, biología, bioquímica, microbiología, entre otros.

LEA: Cien empresas: ¿Cuánto deben a la banca privada?

Será los perfiles más buscados: los trabajos tecnológicos, ya que la robótica y la inteligencia artificial (IA) seguirán transformando el panorama digital.

Los ingenieros y desarrolladores de software, programadores y codificadores con altos conocimientos y habilidades en el campo de la estructuración de datos, IA y automatización.
Otro sector que tendrá muchas oportunidades serán los profesionales de seguridad de la información dado que las empresas y negocios trabajarán en gran medida en la nube y se requerirá una protección de datos más compleja, por lo que los equipos de tecnología de la información continuarán con su expansión.

Los expertos en análisis y gestión de datos serán muy importantes debido a que con el avance de las nuevas tecnologías y la creciente cantidad de datos generados, los especialistas en su análisis y gestión serán indispensables en el mercado laboral.

Los trabajos en el campo de la Salud también tendrán una gran demanda a medida que las poblaciones de todo el mundo aumenten y envejezcan. Otros campos que destacan en análisis son los matemáticos, estadistas, expertos en energías renovables, diseño industrial, gerentes de alto nivel marketing y ventas y bancos.

Los más afectados

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) señala que los jóvenes entre 15 y 24 años de edad serán más golpeados que el resto de la población por la crisis derivada de la pandemia. Según la cuarta edición del informe El COVID-19 y el mundo del trabajo, uno de cada seis jóvenes en el mundo ha perdido su empleo desde que comenzó la epidemia y los que siguen ocupados vieron reducir sus horas de trabajo en un 23%.

El 14%
Del empleo
mundial tiene un alto riesgo de automatización.

Susana Puerto, especialista en empleo juvenil de la OIT, dice que será una generación marcada por el virus y que los efectos de la crisis se extenderán por al menos una década, así como ocurrió con la crisis económica de 2008. Además de eso, la OIT lamentó que la pandemia está teniendo un triple efecto en los jóvenes: destruye sus empleos, su educación y pone obstáculos para los que se quieren incorporar al mundo laboral.

JT-SERIEDESEMPLEO5-290619(800x600)
Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que en 2019 la tasa de jóvenes que no estudian ni trabajan es del 26% en Honduras.

Los resultados anteriores surgieron de una encuesta mundial levantada por la OIT, en la que también reveló que más de la mitad de los jóvenes encuestados han pasado a encontrarse en una situación de vulnerabilidad frente a episodios de ansiedad o depresión desde que se inició la pandemia. La especialista en empleo juvenil también resaltó que la mitad de los encuestados sienten miedo o desconfianza en el futuro.

Guy Ryder, director general de la OIT, solicitó a los Gobiernos prestar atención especial a esta generación para evitar que la crisis le afecte a largo plazo. “Si no tomamos medidas inmediatas para mejorar su situación, el legado del virus puede acompañarnos durante décadas”, advirtió.

La Prensa