Las empresas aceleran adopción del teletrabajo

En Honduras todavía es un reto, pero estudios indican que aumenta la productividad y la sensación de compromiso del colaborador.

EL TELETRABAJO.Las empresas han tenido que acelerar la adopción del trabajo en casa para evitar paralizar sus operaciones.
EL TELETRABAJO.Las empresas han tenido que acelerar la adopción del trabajo en casa para evitar paralizar sus operaciones.

Tegucigalpa.

El trabajo en casa era casi nulo antes del coronavirus o Covid-19 en Honduras, así como en el resto de países de América Latina. En los países europeos apenas un 4.3% de los empleados reconocía trabajar desde casa. Pero ante esta pandemia y sin previo entrenamiento, la adopción de este tipo de trabajo, denominado teletrabajo, se acelera, aunque todavía es un reto para las empresas por el tema de productividad y compromiso propio para el empleado. Aunque, según un artículo publicado por Forbes llamado “Home Office, la estrategia de recursos humanos más inteligente del mundo”, el teletrabajo aumenta la productividad y la sensación de compromiso incrementa en un 33% entre los colaboradores. También reducirá el uso o renta de oficinas y aumentará la inversión en tecnologías de colaboración para que las tareas sean más inmediatas y eficientes.

Otro dato es que reduce los costos de nómina hasta en un 8%, según Forbes. “Aún y cuando esta es una modalidad de trabajo ya utilizada desde algunos años en el mundo laboral, en Honduras no era utilizada de una forma masiva, la necesidad de hacerlo ahora a causa de la pandemia ha resultado efectiva, sobre todo, en empresas que tienen algún plan de contingencia”, comentó Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT). “También hemos observado algunos detalles que tenemos que mejorar como el ancho de banda”, explica Medina, quien desde su casa dirige la CCIT, una gremial que aglutina a más de 4,000 empresas.

¿Qué sectores?

Hay sectores que fácilmente pueden adoptar el teletrabajo como las telecomunicaciones, gestión administrativa, entre otras. Los puestos administrativos como ejecutivos, secretarias y analistas.

La arquitectura, diseño, actividades financieras y seguros, así como call center e inmobiliarias. Asimismo, las áreas de contabilidad, importaciones y exportaciones, las reservas en línea y el telemercadeo son aptas para el teletrabajo. “Lo bueno de esto (el teletrabajo) es que no se han paralizado al 100% muchas empresas de este tipo y nos ha abierto los ojos de que debemos ser innovadores.

La parte de la información, la telecomunicación y el Internet está generando nuevo tipo de empresas en el país”, explicó. Gabriel Molina, gerente de Empresa Sostenible del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). Sin embargo, hay otros rubros como servicios presenciales, maquila, hotelería, turismo, el transporte y la industria del entretenimiento que se vuelve imposible.

Esto básicamente porque se requiere la movilización de la población y es donde el estancamiento global está siendo duro, dejando pérdida de empleos. Por otro lado, están los trabajadores de la salud, elementos de seguridad, algunos funcionarios públicos, cuerpos de socorro y empleados de empresas que se dedican a actividades primarias como comida, medicina, saneamiento y agua, para quienes sus labores no son flexibles al trabajo en casa. “Tenemos un apagón económico en el turismo del 100% y ahí hay que tomar decisiones para salvar los empleos. Hay sectores que definitivamente no se puede aplicar el teletrabajo”, advirtió Molina.

Agregó que “de esta crisis una de las lecciones aprendidas para las empresas es prepararse para este tipo de crisis, ver de qué manera se pueda tener esa capacidad de que los puestos de trabajo se puedan realizar de manera remota. Prepararnos para que las empresas sean mucho más digitales”.

La Prensa