Asia se ubica como el principal mercado para el camarón

Taiwán y Japón son los mayores consumidores del camarón exportado desde Choluteca y Valle. En 2019 se comercializaron $69.9 millones a esos dos países.

El camarón cocinado y congelado en plantas hondureñas tiene gran demanda en países como Japón y Taiwán.
El camarón cocinado y congelado en plantas hondureñas tiene gran demanda en países como Japón y Taiwán.

TEGUCIGALPA

La distancia entre Japón y San Lorenzo, Valle, son 12,697 kilómetros y entre Taiwán y Choluteca 14,878 kilómetros.No obstante, a pesar de la enorme distancia entre Honduras y esos dos países, Asia se ha convertido en el principal destino del camarón que se cultiva y procesa en Choluteca y Valle.

Cifras de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah) revelan que el año pasado se exportaron 22,069,491 libras a esos dos países, los que se embarcaron en el puerto de San Lorenzo.

El volumen total exportado fue de 56,397,896 durante 2019, lo que significa que el 39.1% del camarón hondureño fue enviado a Taiwán y Japón.Asia ha desplazado al segundo y tercer lugar a los continentes de América y Europa.

Las estadísticas de la Andah señalan que en 2019 se exportaron 17,864,478 al continente de América, principalmente a Estados Unidos (6,154,273 libras) y México (5,250,694 libras). A los países de Centroamérica se exportaron 6,459,511 libras.A la Unión Europea (UE) se exportaron 16,463,926 libras.

Un informe de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras señala que en 2018 América ocupó la primera posición con 27,019,931 libras.Le siguieron la Unión Europea con 18,828,569 libras y Asia con 14,125,700 libras. En 2017 se exportaron a ese continente 8,858,143 libras.La tendencia para este año es mantener el crecimiento en el volumen exportado.

Mercado asiático

Esta región del mundo es un mercado apetecido para la industria mundial del cultivo de camarón.Pese a la fuerte presencia del producto chino en Taiwán y Japón, el producto hondureño ha logrado ampliar su volumen exportado.

Víctor Wilson, presidente de la Andah, dijo a D&N que la clave para ingresar al mercado asiático se traduce en una sola palabra: “calidad”.

“Japón es un mercado extraordinariamente exigente”, subraya. Agrega que el producto con valor agregado es el que más demanda tiene en ese país y la mayoría de las exportaciones son cubiertas por la Empacadora San Lorenzo del Grupo Granjas Marinas (GGM).

EL mercado asiático
1. En julio de 2016 se comenzó la exportación de camarón procesado desde San Lorenzo al mercado de Japón.
2. Siete empresas que operan en Choluteca y Valle exportan parte de su producción al mercado asiático.
3. Las cifras de los acuicultores hondureños es lograr este año un crecimiento superior al 20% al continente asiático.

En Taiwán las exportaciones de producto congelado, en su mayor parte, son cubiertas por Empacadora Santa Inés de Choluteca.El presidente de los acuicultores de Honduras sostiene que Asia es un mercado de largo plazo, en donde hay espacio para exportar más camarón que se cultiva en la zona sur del país.

Indicó que esos mercados se han venido trabajando desde hace varios años, principalmente por Santa Inés, ya que el GGM atiende Japón hace tres años.

El aumento en el volumen exportado ha impactado en la generación de divisas para el país. En 2018 se exportaron 14.1 millones de libras por un valor de 44.1 millones de dólares.En 2019 se exportaron 22.1 millones de libras por 69.9 millones de dólares.

Expectativas

Las proyecciones de los acuicultores hondureños son mantener ese ritmo de crecimiento de las exportaciones de camarón al mercado asiático. El presidente de la Andah sostiene que se requiere de mayores inversiones para tecnificar la producción y, por ende, aumentar sus rendimientos en las fincas cultivadas.

Agregó que los empresarios de ese rubro analizan algunas opciones de financiamiento para invertir en fincas y en las plantas de procesamiento. Señaló que varias empresas afiliadas a la

Asociación han venido demandando al gobierno la devolución de impuestos para invertirlos en sus unidades productivas.Otra opción puede ser las fuentes financieras internas y externas.

La Prensa