Más noticias

Mercado organizado de divisas: ¿A quién o a quiénes favorece?

El BCH aprobó que los bancos privados pueden comprar hasta el 40% de las divisas adquiridas al sector privado y vender hasta 140,000 dólares diarios por cliente.

El presidente del BCH dice que la subasta del Banco Central atiende el 80% de la demanda de divisas y el restante 20% el MID.
El presidente del BCH dice que la subasta del Banco Central atiende el 80% de la demanda de divisas y el restante 20% el MID.

Tegucigalpa.

En febrero de 2017, las autoridades del Banco Central de Honduras (BCH) iniciaron con la liberalización del mercado organizado de divisas.

Para cumplir con ese objetivo se autorizó a los bancos comerciales la compra del 10% de las divisas que adquirieran del sector privado. Ese porcentaje, el que se ha venido aumentando de forma gradual, es del 40% desde junio pasado.

Como parte de esos cambios en la política monetaria y cambiaria del país, la banca privada puede vender a sus clientes hasta 140,000 dólares diarios, sin que los usuarios financieros tengan que participar en la subasta de divisas del BCH.

Si la demanda supera ese monto deberán acudir a la subasta electrónica que realiza de lunes a viernes el Banco Central.

También se permite a las instituciones bancarias que los dólares adquiridos se utilicen en el Mercado Intercambiario de Divisas (MID).

Datos
1. Los agentes cambiarios deberán transferir el 60% de la divisas al BCH, a más tardar, al día siguiente hábil.

2. No obstante, las casas de cambio deberán transferir el 100% de sus compras de divisas al Banco Central.

3. El BCH paga a los agentes cambiarios una comisión de 0.3% por la compra de divisas al sector privado.

Wilfredo Cerrato, presidente del BCH, dijo a Dinero & Negocios (D&N) que las reformas son de beneficio para los que demandan divisas. “Hemos visto que esta medida ha dado buenos resultados, por lo que resta del año hay que terminar de evaluar el comportamiento de esta medida con el 40% manejándolo directamente los bancos y el 60% el BCH”, agregó. El funcionario sostiene que todos esos cambios han generado seguridad y certidumbre entre los usuarios que demandan divisas.

¿A quién o a quiénes favorece?

El mercado interbancario de divisas se ha convertido en una opción para un fuerte sector de la economía nacional. No obstante, otros sectores habían advertido de riesgos para la moneda nacional, lo que no ha ocurrido.

“Al desarrollar este mercado, en los casi 16 meses que se ha aplicado, está contribuyendo a que haya una menor depreciación”, sostiene Cerrato.

Explicó que en el MID, los excedentes de divisas de un banco los requiere otro y en caso de sobrantes, los precios del dólar bajan.

El funcionario sostiene que las reformas al mercado organizado de divisas han venido a generar confianza al lempira, lo que se demuestra con el aumento en el financiamiento en moneda nacional. “También estamos viendo que por el lado de los hogares el ahorro en moneda nacional está en aumento”, subrayó el entrevistado.

Cerrato dice que el precio de venta de la divisa generalmente es menor que el MID al que se paga en la subasta electrónica del BCH.

Un ejemplo de lo anterior es lo ocurrido en la semana del 3 al 11 de julio, cuando el precio en el MID se redujo de 24.4995 a 24.4347 lempiras por dólar. Esos valores son menores al comportamiento observado en el sistema electrónico del Banco Central al bajar de 24.5031 a 24.5008 lempiras por dólar.

El tipo de cambio de referencia durante la semana analizada se redujo de 24.5025 a 24.4987 lempiras por dólar.

Wilfredo Cerrato manifiesta que el BCH se ha visto favorecido al pagar únicamente una comisión por el 60% de las divisas que adquiere, ya que antes era por el 100%.

Devaluación

Este es otro de los logros del nuevo mercado organizado de divisas. El presidente del Banco Central asegura que la devaluación es menor.

Del 2 de enero al 15 de julio de 2019, el tipo de cambio de referencia se ha depreciado en 0.7% al pasar de 24.3388 a 24.5029 lempiras por dólar, o sea 16.41 centavos. En igual período del año anterior, la devaluación fue de 40.76 centavos al variar de 23.5879 a 23.9955 lempiras por dólar, equivalente a 1.7 puntos porcentuales.

En 2018 el tipo de cambio se devaluó en 3.2% y para este año se estima que pueda cerrar en 2.1%. Las autoridades del BCH confían en que la devaluación será menor.