TEGUCIGALPA.

El consumo interno de energía reporta un incremento en las últimas semanas, lo que afecta el suministro en ciudades como San Pedro Sula y Tegucigalpa y el litoral caribe.

Un informe del Operador del Sistema (ODS), entidad responsable de la distribución de energía en Honduras, señala que la demanda se incrementó a 1,738.9 megavatios.

Ese consumo corresponde a la noche del pasado 19 de mayo. Agrega que la demanda máxima diurna fue de 1,695.9 megavatios y 1,163.9 megas la mínima.

La demanda total de ese día fue de 1,433.4 megavatios.

El departamento de Planificación de la Enee revela que la capacidad instalada de energía en el país es de 2,829.8 megavatios, mientras que la disponibilidad va de entre 1,750 y 1,850 megavatios, que incluye importaciones del mercado regional.

De acuerdo con técnicos del ODS, el factor que ha impulsado la demanda interna de energía es la apertura gradual de la economía hondureña.

Eso se ha reflejado en el índice mensual de actividad económica (Imae), al registrar un crecimiento de 13.3% a marzo de 2021, contrario a la caída de 11.5% de igual mes del año pasado, según el reporte del Banco Central de Honduras (BCH).

Un informe estadístico de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) apunta que el año pasado el consumo interno cayó a 1,430.1 megavatios en noviembre por el impacto de las medidas de restricción para contener la propagación del covid-19 y por los efectos de las tormentas tropicales Eta y Iota. En mayo del año pasado, la demanda fue de 1,478.5 megavatios, derivado más por el efecto del coronavirus.

La demanda máxima de 2020 correspondió al 18 de febrero, cuando se registraron 1,717.6 megavatios.

Ayer hubo cortes repentinos en varias ciudades de la zona norte, como San Pedro Sula, y el litoral caribe de Honduras.

Sépalo

1- Ayer, la demanda media nacional fue de 1,453.46 MW y la importación del Mercado Eléctrico Regional fue de 6.2 MW.

2- El ODS estima que se registró una demanda no suministrada de 100 MW.