Tegucigalpa, Honduras

El buen ritmo en el volumen de producción y exportaciones del aromático hondureño se debe al control de plagas como la roya y la buena utilización de fertilizantes, reveló Dagoberto Suazo, presidente de la Central de Cooperativas Cafetaleras.

“En relación con el año anterior ya superamos los cuatro millones de quintales de café y si seguimos con ese ritmo, vamos a llegar a siete millones de sacos, lo cual es muy positivo para Honduras”, comentó el cafetalero.

Agregó que aunque la cotización del saco en la bolsa de valores neoyorquina ha descendido a menos de $140, sigue siendo un producto rentable.

Las autoridades prevén que las exportaciones rondarán valores superiores a los $1,100 millones, lo cual significa un crecimiento de 30 a 40% comparado con la cosecha anterior. Alemania y Estados Unidos figuran como los mayores compradores.