03/02/2023
03:30 PM

Más noticias

Baja la calificación de riesgo de bonos soberanos de Honduras

En el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI), el riesgo soberano (de impago de deuda) llegó a 9.16452 (5 de julio), esta semana se encuentra por debajo de 5.5.

San Pedro Sula

Las medidas fiscales y económicas tomadas por el Gobierno durante 2022 redujeron en el último trimestre el riesgo soberano de Honduras medido a través del EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes).

En los primeros días de diciembre, en el EMBI, calculado por JP Morgan Chase, Honduras ha tenido calificaciones de entre 5.50 y 5.84, una diferencia superior de más de 300 puntos base (unos 3.66673) a la peor de julio.

Después de que el Gobierno afirmara que la administración anterior había dejado a Honduras en la quiebra y anunciara que utilizará $1,000 millones de las reservas internacionales netas pagar el servicio de la deuda, la calificación EMBI comenzó una escalada hasta alcanzar un máximo sin precedentes de 9.16452.

Con la primera emisión de bonos en el mercado internacional, Honduras recibió su primera calificación de 5.78741 (30/4/2013) y en los años posteriores obtuvo altibajos que descendieron hasta 2.14 (enero de 2018), hasta quedar en 3.12864 el 31 de diciembre de 2021. Con estas calificaciones, las administraciones anteriores lograron negociar deuda con tasas de interés bajas.

El economista Wilfredo Díaz le explicó a Diario LA PRENSA que “efectivamente el EMBI ha tenido un comportamiento hacia la baja en los últimos días, específicamente desde finales de octubre. Pasó de alrededor 8.14 a un 5.4 entre el 6 y el 7 de diciembre. Es una reducción de más o menos 275 puntos base que indica una reducción importante del riesgo país que se traslada a una reducción de costos financieros si el Gobierno de Honduras estaría dispuesto a emitir un bono soberano en estos días”.

“Esto se debe principalmente a los registros fiscales que se han tenido durante el año. A estas alturas del año, con la información que se tiene hasta septiembre, que he logrado ver en la Secretaría de Finanzas, se ve que hay un superávit fiscal importante a nivel de gobierno central, de más o menos 1.8% del PIB. La deuda pública respecto al PIB se ha disminuido también en varios puntos porcentuales, se mira que hay suficientes recursos financieros. La actividad pública no se mira con presiones de financiamiento actualmente. A esto se le suma, como lo han mencionado algunos analistas y como lo ha mencionado una parte de la sociedad hondureña, que el Gobierno ha tenido problemas de ejecución, eso ha ayudado (aunque no era el plan original) a que exista un superávit y no un déficit. Todas estas situaciones han hecho que las presiones que tienen las finanzas públicas se hayan disminuido. Eso se traslada a la percepción de riesgo de país”, dijo Díaz.

En el mercado internacional de bonos, el índice EMBI es determinante, puesto que la calificación representa la diferencia de tasa de interés que pagan los instrumentos emitidos por países subdesarrollados, como Honduras, y los documentos del Tesoro de Estados Unidos, los cuales son considerados libres de riesgo por los inversionistas.

3 Claves

El riesgo. En el EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes), una calificación numéricamente mayor representa mayor riesgo. Esto significa que a mayor riesgo, mayor tasa de interés.

El impago. El índice EMBI califica el riesgo que tiene un país de no pagar una deuda (no califica otros riesgos). En el ámbito de las finanzas es caer en un “default” o suspensión de pagos: un país no tiene dinero líquido para pagar intereses y capital.

Es importante. Una calificación de riesgo impacta en los bolsillos de los ciudadanos, pues cuando un Gobierno adquiere deuda, con emisión de bonos, paga una tasa de interés más alta. Para pagar aumentan o imponen nuevos impuestos o reduce el gasto social.

En este índice, los países con mayor riesgo (riesgo de no pagar la deuda) tienen una calificación numéricamente más alta, lo cual indica que debe pagar mayor tasa de interés por la deuda adquirida.

En Centroamérica, El Salvador es el país considerado con mayor riesgo de caer en impago (llamado “default” en las finanzas). A esta semana, el Gobierno vecino tiene una calificación superior a 19.4. En segundo lugar está Honduras, con 5.49, mayor a la de 3.12864 del 31 de diciembre de 2021.

Sin embargo, Díaz expresó que ahora “las agencias ranqueadoras, como Fitch, Moody’s, lo que ven es que Honduras, el Gobierno hondureño, tiene capacidad suficiente para hacer frente a sus obligaciones, principalmente deuda. Eso hace que los riesgos se reduzcan”.

“También hay una reducción general del riesgo país de la región y los países emergentes: Costa Rica, Dominicana, Guatemala y El Salvador han visto reducir su riesgo país”, manifestó.

En la última semana, en el EMBI el promedio de riesgo global se ubicó en 3.98349 y el latinoamericano en 4.40. De la región, Guatemala con 2.61121 y Costa Rica con 3.75274 están por debajo de esas calificaciones.

Baja la calificación de riesgo de bonos soberanos de Honduras