Calificación estable de S&P facilita a Honduras obtener financiamiento en condiciones favorables    

Standard & Poor´s mantiene a Honduras en una calificación positiva.

Honduras aún no alcanza a Panamá con dicha calificación.
Honduras aún no alcanza a Panamá con dicha calificación.

Tegucigalpa, Honduras.

En medio del desplome crediticio de las economías mundiales a causa de la pandemia de coronavirus, Honduras puede acceder a financiamiento en condiciones favorables gracias a que la agencia Standard & Poor’s mantiene la calificación del país en BB- con perspectiva estable.

Mantener esa calificación crediticia “significa que tanto el Gobierno como la empresa privada pueden obtener financiamiento en condiciones favorables, es decir, que la tasa de interés no sea tan alta y que el plazo no sea tan corto”, indicó este lunes la expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Liliana Castillo.

Las calificadoras de valores o calificadoras de riesgo como Standard & Poor’s, son entidades especializadas en la evaluación y clasificación de riesgos de los títulos de deuda emitidos por países y empresas.

Castillo detalló que la función principal de las agencias es realizar estudios y emitir opinión sobre la habilidad y voluntad de pago que indican el riesgo crediticio de una entidad o emisión de títulos de enfrentar sus obligaciones financieras en tiempo y forma, además, con el fin de facilitar y orientar a los inversionistas en la toma de decisiones a la hora de colocar sus recursos.

Si bien, como explicó Castillo, BB significa muy propensas a los cambios económicos, el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, aseguró que con esta calificación Standard & Poor’s “estima que con lo que hemos hecho en los últimos siete u ocho años, más lo que estamos haciendo ahora, la situación no será peor y no va a bajar”.

En ese sentido, la economista puntualizó que “Honduras tiene calificación BB- desde 2017, lo que significa que está muy propensa a los cambios económicos, esta calificación está por debajo de la de Panamá; sin embargo, está igual a la de Guatemala y a la de República Dominicana y mejor que la de Costa Rica y El Salvador”.

La Prensa