Puntos de atención de la banca hondureña crecen en un 22%

En el último lustro, el sistema financiero nacional ha mantenido una tendencia de crecimiento en el número de puntos de servicios, como sucursales, agencias y cajeros.

Gráfico sobre la infraestructura financiera.
Gráfico sobre la infraestructura financiera.

San Pedro Sula, Honduras.

En definitiva, la situación actual a causa del covid-19 modificó la forma en la que las personas administran su dinero y servicios bancarios.

Aunque la pandemia ha orillado a todas las economías del mundo a la peor crisis en casi un siglo, hay actividades productivas que han encontrado oportunidades de reinventarse y crecer.

Para el caso, el coronavirus ha llevado a miles de personas a utilizar el sistema bancario por primera vez, según reportes de distintos organismos en varios países de América Latina.
Tal comportamiento ha sido similar para el mercado centroamericano, puntualmente en Honduras, El Salvador, Guatemala y Costa Rica, adonde la intermediación financiera ha crecido mensualmente.

LEA: FMI prevé recesión menos severa de lo esperado en 2020 y larga "recuperación"

A nivel nacional, la banca ha reportado un crecimiento sostenido en el último lustro. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) reportó que para 2019 los puntos de servicio de las entidades financieras sumaron 8,029; es decir, 22% más respecto a 2018.

A julio pasado, la intermediación financiera creció en 0.5%, con aumento en el margen financiero, impulsado por los ingresos de los intereses derivados por la cartera de préstamos.

No obstante, la actividad se ha desacelerado ante la menor colocación de financiamiento, reduciendo las comisiones cobradas por este concepto, reportó el Banco Central (BCH) en su informe del Índice mensual de actividad económica (Imae) al séptimo mes del año.

“Vemos que la pandemia y la crisis definitivamente aceleró muchas tendencias y cosas que hablábamos, como el futuro del trabajo, del comercio electrónico y de las plataformas electrónicas”, dijo Alfredo Gómez, socio de Consultoría de Deloitte.

Al cierre de 2019, los usuarios financieros lograban ubicar 71.4 puntos de servicio por cada 1,000 kilómetros cuadrados, mientras que en 2015 era de 29.5 puntos de servicio por 1,000 kilómetros cuadrados.

La Prensa