Más noticias

La Fed rebajó las tasas de EEUU para enfrentar incertidumbre

El rango de los intereses quedó ahora entre 2.0% y 2.25%

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que sigue confiando en la economía de Estados Unidos.
El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que sigue confiando en la economía de Estados Unidos.

Washington, Estados Unidos.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, presionada por el presidente Donald Trump para que estimule a la economía, redujo por primera vez en 11 años las tasas de interés pero mostró dificultades para explicar sus futuros pasos.

La decisión fue calificada por la Fed como un "seguro" contra riesgos del exterior pero los mercados fueron sacudidos por la confusión sobre si habrá nuevas rebajas.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que sigue confiando en la economía de Estados Unidos y no observa sectores en riesgo pero decidió recortar en 25 puntos básicos las tasas para tener "un seguro contra riesgos derivados del débil crecimiento global y las incertidumbres comerciales que ayude a compensar los efectos que esos factores están teniendo en la economía".

El rango de los intereses quedó ahora entre 2.0% y 2.25%, y la Fed prometió "actuar en forma apropiada para sostener la expansión" de la economía.

El de este miércoles fue un giro de la Fed tras cuatro aumentos de tasas el año pasado; el último de los cuales fue en diciembre.

Powell atribuyó el recorte a cambios en los indicadores económicos de este año y especialmente por tensiones comerciales que casi "hirvieron" el mes pasado y ahora vuelven a estar a "fuego lento".

Wall Street cayó luego de que Powell dijo que no se está a las puertas de un "prolongado ciclo de recortes". El índice Dow Jones llegó a perder 500 puntos y luego redujo pérdidas cuando Powell aclaró sus comentarios y cerró en baja de 1,2% con 300 puntos menos.

"Quiero ser claro. Dije que no es el comienzo de una larga serie de recorte de las tasas. No dije que fuera una sola", afirmó.

La propia Fed no se mostró unida. Dos de sus 10 integrantes votaron en contra de bajar las tasas y abogaron por no cambiarlas.

La Fed decidió también cesar desde este jueves su política conocida como "endurecimiento cuantitativo" (QT, por su sigla en inglés). Eso significa que la entidad dejará de reducir los enormes activos acumulados para apoyar a la economía durante la crisis financiera de 2008.

TASAS DE INTERES(1024x768)

- Presiones políticas -
Trump, cuya agresiva política comercial, tiene en vilo a la economía mundial y complica a la Fed, saludó el fin del QT pero dijo: "Como siempre, Powell nos decepcionó".

"Lo que el Mercado quería oír (...) era que esto sería el inicio de un prolongado y agresivo ciclo de rebaja de tasas que nos pondría al ritmo de China, la Unión Europea y otros países", tuiteó Trump.

"¡De todas formas estamos ganando y por cierto que no estoy teniendo mucha ayuda de la Reserva Federal¡", añadió.

Powell volvió a esforzarse por alejar temores de que la Fed, que es un organismo independiente, es permeable a presiones. Indicó que las decisiones de la entidad "dependerán de la evolución de los datos y de los riesgos".

"Nunca tomamos en cuenta consideraciones políticas. No hay lugar para discusiones sobre eso", afirmó.

"No orientamos la política monetaria para mostrar independencia", aseguró.

Mientras el comité de política monetaria de la Fed (FOMC) espera que se mantenga el crecimiento económico estadounidense y que gradualmente la inflación se encamine a la meta de 2%, "persisten las incertidumbres sobre este panorama", según el comunicado difundido tras dos días de deliberaciones.

"A la luz de las implicaciones de hechos mundiales en el panorama económico así como las apagadas presiones inflacionarias, el comité decidió reducir el rango meta para fondos federales a entre 2 y 2-1/4%", dice el comunicado del FOMC.

Los miembros de la entidad seguirán vigilando los futuros indicadores económicos y "actuarán apropiadamente para sostener la expansión, con un sólido mercado laboral y la inflación acercándose a su simétrico objetivo de 2%", dice el texto.

El comunicado admite que "el mercado de trabajo sigue siendo fuerte y que la actividad económica aumenta a una tasa moderada".

Con un desempleo de 3,7%, cerca del menor en medio siglo, y un promedio mensual de creación de empleos que se enlenteció a 172.000 por mes -bastante menos que los 223.000 de 2018 pero aún así sólido- algunos economistas dicen que hay poca necesidad de nuevos estímulos.