Más noticias

Falta de mercado de valores impide aumentar calificación de riesgo: Cohep

A propósito del mantenimiento de la nota de riesgo país efectuada por Standard & Poor’s

La evaluación de Standard and Poor's viene a confirmar lo que ya habían evaluado previamente el Fondo Monetario Internacional y la agencia calificadora Moody's.
La evaluación de Standard and Poor's viene a confirmar lo que ya habían evaluado previamente el Fondo Monetario Internacional y la agencia calificadora Moody's.

Tegucigalpa, Honduras

A propósito del mantenimiento de la calificación de riesgo país efectuada por la agencia Standard & Poor’s, Santiago Herrera, gerente de Política Económica del Cohep, señaló que la falta de un mercado de valores más desarrollado impide a Honduras subir su nota.

El país mantuvo la calificación “BB-“ con perspectiva estable y sobre el particular, Herrera dijo no sentirse sorprendido “porque la calificación “B” siempre va a ser una calificación que le llaman “especulativa”; quiere decir que no alcanzamos lo que se llama una calificación de grado de inversión. Eso quiere decir “A”.

Standard & Poor’s señaló en el informe semestral que espera la continuidad de la política económica y de inversión en el próximo año, y de estabilidad política en general.

“Esperamos que el producto interno bruto per cápita crezca 1.9% en promedio durante los siguientes tres años. El compromiso del Gobierno con la prudencia fiscal debería ayudar a mantener moderados los incrementos anuales de la deuda pública, en torno a 3.4% del PIB”, detalló el documento en el que la agencia explicaba sus criterios de calificación.

La agencia expresó que las calificaciones pueden subir el próximo año si la implementación de la reforma energética fortalece el crecimiento económico y la flexibilidad fiscal de Honduras por encima de sus expectativas.

Además del fortalecimiento de la credibilidad de la política monetaria o si se observa una mayor efectividad en la formulación de políticas y el fortalecimiento de las instituciones públicas del Gobierno.

Sobre este particular, Herrera señala que la situación de empresas estatales como la Enee, es un “riesgo” para las posibilidades de emitir deuda.

S&P señaló que podría bajar la calificación si la incertidumbre política y las dificultades para aprobar o implementar las reformas generan dudas con respecto a la continuidad de la política económica.

“Déficits fiscales mayores a lo esperado podrían revertir el reciente fortalecimiento del perfil financiero de Honduras y podría derivar en incrementos mayores a lo esperado en la deuda del Gobierno durante los siguientes dos años”, planteó el documento antes citado.

Fundamentos de calificación

Según la agencia, la calificación otorgada se deba al bajo nivel del PIB per cápita del país, la ausencia de previsibilidad y transparencia en la formulación de políticas y la rigidez de su tipo de cambio que limita la credibilidad y efectividad de la política monetaria.


Por otra lado, la calificación también responde a la las sólidas expectativas de crecimiento de Honduras, sus mejores indicadores fiscales y la moderada vulnerabilidad externa.

“A pesar del frágil entorno político, esperamos que el Gobierno continúe con la implementación de políticas económicas claves para respaldar las favorables expectativas de crecimiento. No obstante, consideramos que podría haber problemas a largo plazo si el Gobierno no aborda las debilidades institucionales en los organismos públicos claves y establece reglas claras para la reelección”, estableció el informe.

Standard and Poor’s espera que para 2019 y 2020 Honduras mantenga déficits bajos del Gobierno, en torno a 1% del PIB en promedio, así como mejorar la eficiencia en la recaudación de ingresos y control de gasto para mantener la deuda menor al 40% del PIB.