Más noticias

Las remesas enviadas a Honduras crecieron 10.1% entre enero y marzo de 2019

El 80% de las remesas enviadas a Honduras provienen en su mayoría de inmigrantes que viven en Estados Unidos.

Vista de una hondureña en las oficinas de la compañía Wester Union en Tegucigalpa. EFE/Archivo
Vista de una hondureña en las oficinas de la compañía Wester Union en Tegucigalpa. EFE/Archivo

Tegucigalpa.

Las remesas familiares enviadas a Honduras entre enero y marzo de este año sumaron 1,185.4 millones de dólares, un 10.1% más que los 1,076.4 millones de dólares del mismo periodo de 2018, informó este martes una fuente oficial.

Según un informe del Banco Central de Honduras (BCH), los envíos de dinero al país aumentaron 109 millones de dólares con relación a los primeros tres meses de 2018.

La remesa promedio en los primeros tres meses fue de 452 dólares, un 7.1 % menos que en 2018 (486.6 dólares), y el 86.6 % fue enviada a través de transferencias electrónicas, añadió.

Lea: Honduras capta en enero 401.7 millones de dólares en remesas

De acuerdo con datos oficiales, el 80% de las remesas enviadas a Honduras provienen en su mayoría de inmigrantes que viven en Estados Unidos.

Las remesas representan más del 18% del producto interno bruto (PIB) y se han constituido en uno de los principales sustentos de muchas familias de este país, indicó el BCH.

Además, son la principal fuente de divisas del país, por encima de las exportaciones como el café, los productos de la maquila (industria ensambladora), el camarón y otros, detalla el informe.

El año pasado, según cifras del Banco Central, las exportaciones generaron 4,373.2 millones de dólares, un 3.6% menos frente a los 4,535.8 millones de 2017.

Las autoridades económicas de Honduras se han fijado como meta que las remesas en 2019 superen los 4,000 millones de dólares.

En Estados Unidos, según estimaciones oficiales, viven más de un millón de hondureños, la mayoría de ellos en condición irregular.

La migración irregular a Estados Unidos desde los países del Triángulo Norte de Centroamérica, que integran El Salvador, Guatemala y Honduras, se ha incrementado en los últimos años.

A mediados de octubre de 2018, miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron su país en distintas caravanas con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo.

En enero se repitió el proceso con dos nuevas caravanas que partieron desde Centroamérica, en su mayoría grupos de familias y jóvenes.