25/09/2022
05:44 AM

Más noticias

Said Martínez: “Estar en un Mundial es un sabor bueno por tantos momentos amargos que he vivido en el arbitraje”

El árbitro hondureño revela que ya aprendió algunas palabras en árabe, pero con Pierluigi Collina hablan en español. Su objetivo es anular al VAR con una perfecta actuación en el Mundial-2022.

Tegucigalpa, Honduras.

El árbitro internacional Said Martínez participará en el Mundial de Qatar 2022 y meses previos a hacer realidad el sueño de cualquier involucrado en el fútbol, charló en “La Parrilla con Miller Lite”, el nuevo segmento en DIEZ TV que se transmite por la pantalla de GO TV.

El silbante hondureño contó detalles sobre la ruta de su exitosa carrera deportiva, y más al convertirse en el primer árbitro central que impartirá justicia en la cita mundialista que se desarrollará en Qatar y que iniciará el 21 de noviembre de este año.

Evidentemente contento, el central se refiere al logro cada vez que lo abordamos sobre su participación en este Mundial, el evento más importante del Mundo futbolístico y sobre lo cual subraya. “Es un compromiso importante, solo Dios sabe lo que he dejado atrás: familia, trabajo, amigos en nuestra natal Tocoa, Colón, para buscar este sueño”, reseña.

“Estar en un Mundial es un sabor bueno ante tantos momentos amargos que he vivido dentro del arbitraje, porque en el fútbol todos reconocemos que no todo es sabor a gloria y hay momentos complicados, donde fallamos y hay momentos buenos como este”, apuntó Martínez, quién exteriorizó que no se ha mareado por este momento, porque, “tengo bien puestos los pies sobre la tierra”.

Enfatizó que, “hace mucho tiempo Honduras estaba queriendo meter a un árbitro en un Mundial, hemos tenido grandes árbitros, que han merecido mejor término a la hora de llegar a este tipo de justas. Unos se han quedado por ahí y hemos tenido grandes representantes. Esta es una situación colectiva porque detrás de mí hay muchos instructores que me han visto crecer y me han llevado al camino ideal”, reconoció Said.Menciona que hoy está muy cerca de conseguir este sueño, “pero no hemos logrado nada y espero llegar en buenas condiciones. Ya probé una de las partes en las pruebas físicas que se hicieron en Paraguay hace un par de semanas y estoy complacido de representar de manera digna al país”, destacó el silbante de 30 años de edad.

SU MEJOR CARTA DE REPRESENTACIÓN

En 2021 Said Martínez fue considerado por parte de La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), como el mejor árbitro de la Concacaf.A lo anterior, “El Matemático”, como se le conoce en el ámbito nacional, enfatizó que en cuanto a la preparación física ha prevalecido la parte teórica y la nutricional, que FIFA les está compartiendo a cada semana.La hoja de vida del hondureño es impresionante, pues ha participado en torneos como la Copa Oro 2019; Mundial Sub-20 en Polonia; Juegos Centroamericanos y Concacaf Champions League.

CONOCIENDO MÁS DE QATAR

En otro apartado, el réferi hondureño relató que ha estado estudiando la idiosincrasia de Qatar y adelantó que ha visitado al país anfitrión en tres ocasiones.“Es una cultura totalmente diferente, se ven nuevas cosas y se aprende mucho. Ellos van creciendo a un ritmo acelerado y no solamente en lo deportivo, en los social y en la parte de la edificación, como la arquitectura en este caso”, compartió Said sobre sus conocimientos de Qatar.Luego agregó que tuvo la oportunidad y se sintió cómodo dirigiendo partidos en los estadios donde se jugarán partidos del Mundial. “Ya hicimos pruebas de los estadios, canchas, de la afición y gracias a Dios estoy complacido”, dijo.

-¿Entiendo que hay asueto los viernes y sábados?- le consultamos.

Es correcto. Como en la mayoría de los países de primer mundo, hay muchas restricciones y hay que estar atentos.

¿Y con el lenguaje?

Bueno, en la parte del lenguaje a nivel de FIFA hay un idioma neutral que es el inglés. Esa es la facilidad que se nos da. Afortunadamente nuestros jefes, que son Pierluigi Collina y Massimo Busacca, manejan el español y se pueden comunicar con nosotros, pero la mayoría de cosas son en inglés. Para los partidos es un poco diferente, uno estudia más los equipos de los cuales vamos a dirigir y se forma una idea de su lenguaje para decirles ciertos comandos directamente. Por ejemplo: si me toca dirigir un partido a una selección árabe contra una selección francesa, lo que hago es que tomo algunas partes de su lenguaje para hacerme sentir más con ellos y que se sientan cómodos a la hora de hablar, porque no todos los jugadores hablan inglés.

Said Martínez posando junto al experimentado árbitro italiano Pierluigi Collina.

¿Qué partido le gustaría dirigir?

Bueno- sonríe- es una pregunta bastante recurrente y no soy tan quisquilloso en ese sentido, yo estoy agradecido con lo que Dios decida y si me toca dirigir X o Y partido, estaré agradecido.

¿Qué beneficios ha traído el VAR? ¿no cree que les ha quitado protagonismo?

Pocas personas recuerdan o lo saben, pero el árbitro lo que quiere es tomar decisiones en la cancha y tratar de evitar recurrir al VAR.Nosotros como árbitros lo que intentamos es derribar la tecnología en el sentido de hacer bien una actuación y tratar de no recurrir a esa situación (del VAR).Sin embargo, - prosiguió Said- afortunadamente es una herramienta tecnológica que nos ayuda, no directamente al árbitro, si no a hacer más justos los resultados de los partidos. Bueno, eso no solo en el fútbol se da, si no en la mayoría de los deportes. La tecnología viene a hacer más justos los resultados.

UN VIAJE AL PASADO

Hacemos una pausa sobre su actualidad y en retrospectiva su infancia. Said nos dice que su niñez en el Valle del Aguán, Olanchito, siempre estuvo ligada al fútbol. Desde los ocho años ya le daba por mecer las redes en las ligas federadas, pues era delantero, metía miedo en el área rival, pero de la noche a la mañana le dio por seguir los pasos de su padre.“Mi papá era árbitro y por ahí fui comenzando; él no quería que yo fuera árbitro porque mi comportamiento no era el ideal en la casa, me quedaba en el campo jugando, cuando tenía que ir a hacer un mandado, así que luego en dos años me porté bien. Y a los 10 entré al arbitraje, a los 14 llegué a Segunda División y a los 17 estaba en la Liga Nacional como cuarto árbitro; ya a los 18 como árbitro central”, recordó.

¿Se ha arrepentido de ser árbitro?

Gracias a Dios ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. El arbitraje no solo te enseña situaciones físicas y técnicas, también lo que implica un ser humano correcto, con buenas costumbres; entonces no me arrepiento de ser árbitro.

¿Cómo ha hecho para evitar esos momentos incómodos, me refiero a los insultos?

Afortunadamente mi carrera universitaria, soy Licenciado en Matemáticas, me permite enfrentar a diferentes personalidades en un salón de clases. Sé cómo tratar a “Pedrito”, lidiar con “Juan” o que “Érica” preste más atención... entonces, uno se presta para ser más flexible y mostrar personalidad con los alumnos, lo mismo pasa en la cancha con los jugadores”, dijo el primer árbitro hondureño que en meses, si todo marcha de acuerdo a lo planificado, nos representará en un mundial de fútbol.

MÁS DE SUS FRASES

“Todos los que estamos ligados al deporte merecemos una oportunidad de estudiar. Yo los invito y si tienen la oportunidad de prepararse, que lo hagan y no importa la edad”.

“Me siento orgulloso de pertenecer a este buen grupo de árbitros que tenemos a nivel nacional. Nadie, hoy puede decir que el equipo descendido tuvo que ver por cuestiones de arbitraje, nadie puede decir que un campeón ha salido porque el arbitraje tuvo un error. Eso significa que el arbitraje va por buen camino”.