Nueva Jersey, Estados Unidos.

El delantero Romell Quioto acepta con humildad que cometieron errores que al final le pesaron a Honduras en lo que fue la derrota de 1-0 sufrida ante Costa Rica la noche del viernes en el inicio de la Copa Oro 2017.

El atacante asegura que se van a levantar porque mantienen la fe de llegar lo más lejos posible en la competición y ya piensa en Guayana Francesa, rival del martes en la segunda jornada.

“Esto no es de merecer, es de hacer, no pudimos concretar las oportunidades de gol que tuvimos y al final eso nos pasó factura. Es frustrante no ganar porque jugamos bien pero no nos queda otra que seguir trabajando y dejar esto atrás”, manifestó el jugador del Houston Dynamo.

Quioto admite que para ellos Guayana Francesa, rival del martes en el BBWA Compass de Houston, es un desconocido pero harán todo por hacerle pagar los platos rotos.

“No he tenido la oportunidad de verlos pero seguramente en esto días vamos a tener toda la información, mirar cómo les podemos hacer daño”.

Como un referente del plantel, Romell, considera que siguen siendo candidatos para clasificar a la siguiente ronda. “Hay selecciones que se miran como favoritas y nosotros tenemos que demostrar que venimos a la Copa Oro a ser protagonista y no solo a pasear”.

Y añade: “Durante los 90 minutos demostramos que fuimos superior a Costa Rica pero ellos tuvieron una y con eso bastó para perder el partido. Los que estuvimos al frente del partido lo hicimos bien, considero que en Houston vamos a levantarnos”.